jueves, 29 de diciembre de 2011

RECUERDOS


Mi primer parto no fue bonito, una inducción larguísima para acabar en cesarea urgente por riesgo de pérdida de bienestar fetal (hizo una bradicardia.....).Me abrieron “casi a pelo”, tuve la suerte de ver como mi bebé lloraba cuando lo sacaron de mi utero, estaba bien. Luego me intubaron para la sutura, y me trasladaron algunas horas a la sala de despertar. El tiempo era algo totalmente relativo por el efecto de las drogas, pero lo único que tenía en mente era ver a Jorge, mi marido y mi niñ@. No sabíamos el sexo y me enteré cuando, de regreso a la habitación, la enfermera hizo un grandísimo esfuerzo por sacar a mi niño del nido, y ponermelo 1 minuto encima (es que en ese hospital a las cesareadas las separaban de sus hijos unas horas, para que los niños estuvieran en cunas solos, “en observación”). Era tan pequeño, lo recuerdo como un sueño, todavía estaba medio atontada.
A la mañana siguiente me lo trajeron, con un “rapido, rapido pontelo al pecho que le hemos bañado y se ha quedado helado”. En efecto, tenía cianosis y estaba llorando desconsoladamente. Menos mal que en el nido iba a estar mejor que conmigo... Era la primera vez que lo veía, lúcida. Era mi bebé, mi niño, tan chiquito. Se calló enseguida, lo tomé en brazos, me solté el camisón y sin ninguna prisa lo acerqué a mi pecho desnudo (en la habitación solos los tres, Jorge, el enano y yo). No quería que me robaran ese momento, fue tan bonito...Su manita arrugada y delgadita me tocaba, respiraba tranquilo con los ojos entreabiertos,le acerqué mi pezón y empezamos a reconocernos de nuevo... Era Diego (después de haber sido Mario unas horas).Le costó agarrarse, no fue algo inmediato como pasa en las pelis. Supongo que le habrían dado algún biberón en las horas de la separación. Pero los dos queríamos hacerlo bien, tuvimos paciencia el uno con el otro: Yo  con mi bebé, tan frágil ; y mi niño conmigo, una madre inexperta. Y nos fue bien, muy bien. Pasamos todo el tiempo que nos permitían juntos. Luego vienieron las cosas que nos pasan a todas, los pechos como piedras, las grietas, hongos... Pero eran pequeños obstaculos que gracias al apoyo del papá, que estuvo conmigo en todo momento, y a la cabezonería de los dos nos fue fenomenal.
El segundo parto tampoco fue mejor, acabó tambièn en cesarea. A mi niña la pude ver, porque me la hicieron con epidural y en cuanto me hubieron suturado; me llevaron a la sala de despertar. Pero en este hopital la dejaron conmigo y con mi marido en todo momento. Violeta, tan espabilada. Le acerqué a mí, ya movía la cabeza, buscando comida. Se chupaba el puño con tanta ansiedad... En cuanto encontró el pezón nos volvimos a unir, en esa simbiosis tan especial, como si no nos hubieran separado. Para ella fue tan facil, tan natural... No dejó de mamar hasta que nos llevaron de nuevo a la habitación.
 Mis dos bebés tan diferentes desde que los tenía en mi tripa, tan diferentes a la hora de mamar, y tan diferentes ahora en la infancia. Pero con los dos tuve una experiencia tan dificil de olvidar, me siento tan afortunada por haber podido dar de mamar a mis dos hijos. Gracias Diego y Violeta. Y también Jorge. 

miércoles, 28 de diciembre de 2011

EL MARAVILLOSO MUNDO DEL CLITORIS


A la vista de lo técnicos que me han quedado las dos últimas entradas, voy a hacer otra más relajada. Hace un par de semanas tuve el honor de dar una ponencia en una prisión, iba dirigida a internas que estaban dentro del programa de Violencia de Género del Ministerio del Interior. La verdad es que fue muy estimulante la preparación, tenía que hablarles d sexualidad y ETS, y mucho más la exposición. De vez en cuando está bien cambiar un poco de aires. A las matronas se nos olvida que hay vida más allá de los partos, embarazadas y bebés. Nuestra formación es mucho más amplia...Toda la vida reproductiva de la mujer, que no es poco...
Me acogieron muy bien, sobretodo mi amiga Arantxa (gracias) que me enseñó todo, era como en las películas (las celdas, el refectorio, la panadería, lavandería....)
Bueno, esta entrada va en honor de Ángela. Ella me ayudó en la elaboración de la presentación, aún estando separadas por muchos kilómetros sigue a mi lado...
La parte de sexualidad era la parte bonita de mi ponencia,  porque la de ETS con las imágenes tan crudas puso a más de una mal cuerpo... Pero es que es a lo que nos arriesgamos las mujeres si practicamos sexo sin protección... Desgraciadamente el diagnóstico en nosostras es más dificil de hacer, y cuando da la cara las consecuencias no son una tontería (esterilidad, enfermedad inflamatoria pélvica, o enfermedades que afectan a órganos más alejados). 
Pero empecé por la parte que más “morbo” da para captar la atención de mi público; al principio las reclusas estaban muy intimidadas (“una matrona había querido voluntariamente darles una charla....), ya veis lo que impongo yo...Pero bueno en seguida rompí el hielo, cuando vieron que yo no me ruborizaba cuando hablaban de “chocho, chichi, polla o mamada...” Parecían muy sueltas, todas practicaban sexo y conocían perfectamente el órgano sexual masculino, como estimularlo, tocarlo... Sin embargo muchísimas no conocían la existencia del clítoris, y eran chicas más jóvenes que yo (que tengo 30). No sabían que tocandolo de una manera determinada tenían orgasmos (otro gran desconocido...). Les hablé del maravilloso mundo del clítoris, o “pipeta” o “botoncito” como lo llamaban ellas.
Les hablé de la importancia de conocerse a ellas mismas, de mirarse, de tocarse para aprender que les gusta o no y comentarselo a su pareja. Me di cuenta que moví algo en ellas, pero no lo suficiente... 
Más importante que todo lo dicho antes es que se aprendan a querer, a valorar, que se crean que tienen derecho a disfrutar y que lo interioricen, que no se avergüencen de sus reacciones corporales; que el sexo es un acto de amor, de placer, pero siempre que intervienen dos, los dos tienen que pasarselo bien.
Un saludo, Sara

martes, 27 de diciembre de 2011

Más pujos y perinés

Ante todo, Feliz Navidad a todos. He estado un poco missing, y siento haber dejado el tema a medias la semana pasada; pero es que Papá Noel este año ha sido muy demandante.... Bueno, un poco al hilo de la entrada voy a hacer una pequeña explicación de los puntos que he mencioné anteriormente, sobre la prevención del suelo pélvico durante el trabajo de parto.
Disminuir las presentaciones distócicas: son aquellas que van a presentar un mayor diámetro del cilindro fetal, y como consecuencia dificultan la progresión del parto. Lo ideal sería que la matrona lo diagnosticara antes del inicio del parto, durante las revisiones y con las maniobras de leopold. Si el diagnostico se hace en el momento del parto; con la posición de posterior se podría probar a colocar a la mujer en Sims modificada, durante treinta minutos aproximadamente.Si el bebé no rota, o no vemos ninguna modificación; entonces desistiremos. La solución será la de encontrar aquella postura en la que la pelvis materna tenga un mayor diámetro, con la finalidad de que facilitar el parto. Las posiciones de elección van a ser la cuadrupedia, que suelen ser buscadas por la mujer de manera espontánea ( ya que son antiálgicas), la posición de cuclillas con una inclinación anterior del tronco, con la columna bien estirada (autoelongación), y el decúbito lateral. Estas posturas permiten una salida del bebé menos traumática para el periné.
 Disminuir la duración del parto: de nuevo nos metemos con la física pura y dura del parto. Lo ideal sería pegar el útero al raquis para respetar el eje umbílico-coccígeo, no bloquear el sacro para permitir la nutación. Todo esto favorecido por una respiración abdominal libre. Podemos aumentar el diámetro del estrecho medio de la pelvis, con una anteversión pelvica o rotación interna de los fémures para favorecer el paso rápido de la cabaeza del bebé a través de las espinas ciáticas. Existen estudios mediante RNM que demuestran que es posible aumentar un 20% el diamétro biespinal con estos cambios en la estática materna. La retropulsión del coxis debe ser facilitada por posturas que liberen el sacro. Resumiendo las posiciones a evitar serían: smisentada con la espalda apoyada, “cheposa”, decúbito supino y litotomía.
Realizar un pujo no prolapsante y relajar el periné: fisiológicamente el reflejo expulsivo depende de un estiramiento rápido del transverso superficial del periné, que se produce cuando la cabeza del bebé atraviesa las espinas ciaticas y se separan los isquiones. El apoyo suparapúbico del diametro biparietal de la cabeza del bebé, va correspondido por el encajamiento de los hombros en el estrecho superior. Si ocurre de una forma rápida, permite que el bebé sea expulsado en bloque. Gracias a la acción del transverso abdominal (musculo espirador), las visceras abdominales son expulsadas hacia arriba, y esto permite la ralajación del periné por la descarga que provoca. En este modelo de PUJO EN ESPIRACIÓN, ninguna fuerza se dirige hacia abajo, excepto el fondo del útero ya que las fibras contractiles que se encuentran en el fondo uterino empujan el contenido hacia el cuello y la vagina. Para poder realizarlo hace falta un estiramiento del raquis, elevar el diafragma y una nutación sacra muy directa. Esto es incompatible con la posición de litotomía, ya que bloquea el sacro, el coxis, las sacroiliacas y mantiene rotación externa de los femures. La resistencia del periné es máxima en el plano profundo, las espinas están aproximadas al máximo (menos espacio para el paso del bebé), y el eje de empuje no corresponde a la posición oblicua del utero. Con lo que el reflejo expulsivo es deficiente, el descenso se bloquea, con las consecuencias vasculares y nerviosas del estancamiento.
Posiciones  fisiológicas para el expulsivo: En la posición lateral modificada, Sims, el feto permanece muy protegido por la flexión de la nuca, los brazos plegados por delante; se dirige por el eje más grande, el empuje uterino es directo y optimo, el sacro está libre para realizar la nutación, el paso a través de las espinas ciáticas está facilitado y el periné permanece relajado. Lo mismo pasa en posición de cuadrupedia, siempre que se realice una flexión de la nuca, barbilla al pecho que relaja el periné. Esta postura está indicada y adoptada de forma espontanea en posición posterior que no hayan rotado. Estas posturas son incompatibles con las maniobras que, en caso necesario, deben de realizar los ginecólogos. Sin embargo, la postura de litotomía se puede adaptar con la finalidad de proteger el periné gracias a la rotación externa de los femueres, a la posición declive de la pelvis y al pujo en espiración. Debemos recalcar que estas posturas son compatibles con la monitorización hospitalaria del bebé, con la epidural e incluso con instrumentales.
 Me comentaron en un foro que no era importante conocer tanto dato sobre el pujo, las posturas ya que si respetamos la fisiología toda va fluido. Yo estoy totalmente de acuerdo con la crítica que me hicieron. Sin embargo para mí ha sido fundamental tener estas nociones para poder ayudar a aquellas mujeres que en paritorio necesitaban un instrumental, o la intervención del gine. He podido hablar con ellos para corregir la postura de la mujer, y hacerles entender que anatómicamente se puede facilitar la salida del bebé, a la vez que protegemos el periné de la mujer para un futuro.
 Espero que no tardar tanto en la próxima entrada. Un saludo, Sara.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Sobre posturas de parto, pujos y periné

Buenas tardes, he estado repasando unos conceptos que  de siempre me ha costado mucho entender, ya que creo que son física pura (que siempre se me ha dado fatal en mi época de estudiante) aplicada a los movimientos de la pélvis, de la posición que la mujer adopte y la del bebé. Existe un libro buenísimo "Parir en movimiento" de Nuria Vives y B. Calais- Germain, pero lo que me ha abierto los ojos y  me ha ayudado a comprender fue un curso que tuve el honor de hacer con Bernardette de Gasquet, ella nos abrió los ojos a los asistentes y lo hizo todo tan facil.... 
Este escrito va sobre posturas de parto, pujos y periné.



Muchas veces se responsabiliza de los prolapsos a los esfuerzos que realiza la mujer en el expulsivo. Los prolapsos son la causa (entre otros) de las incontinencias urinarias, de gases y/o de heces.
La prevención que se realiza es la disminución del esfuerzo en el parto mediante episiotomías sistemáticas (con el fin de disminuir la resistencia) o cesareas; y a posteriori un reforzamiento perineal estandarizado.
Sin embargo, una verdadera prevención debería tener en cuenta muchos más parámetros, sin limitarnos al expulsivo. Debería integrar el análisis de los factores de riesgo constitucionales: laxitud, retracciones de músculos poco elásticos, hemorroides, sacro muy curvo, coxis en “anzuelo”...; y los adquiridos: trabajo en bipedestación durante tiempos prolongados, con pesos, abusos sexuales...
Es ahora que se empieza a dar importancia a una buena educación perineal, que tenga en cuenta ta prevención del estreñimiento, aprendizaje de la defecación no prolapsante, gestión de esfuerzos cotidianos y la práctica de deportes y ejercicios abdominales hipopresivos; pero creo que no está sistematizada; y mucho menos se tiene en cuenta a lo largo de la vida de la mujer.
Es una pena que sólo seamos conscientes de nuestro periné, y de cuidarlo, cuando ya hemos parido.
Si nos centramos en el parto, la prevención debería realizar en diferentes momentos:
  • intentar disminuir las presentaciones distócicas (sobretodo las posteriores)
  • limitar la duración del parto, sobretodo la fase de descenso, para evitar el estiramiento y la isquemia del nervio pudendo, los edemas y la sobrecarga del periné posterior.
  • Realizar pujo no prolapsante, asegurado idealmente por la presencia del reflejo expulsivo.
  • Relajar el periné y no estirarlo, lo que significa descargarlo y no empujar hacia abajo.
Todas estos puntos dependen de las posiciones en los diferentes estadíos del parto y de una biomecánica materno-fetal propia a cada parto. Lo que tenemos que tener claro es que la misma postura no convendrá a todas las mujeres ni a todos los bebés. Tenemos que alejarnos de recetas o protocolos que puedan ser aplicados a todo el mundo, tenemos que guiarnos por la observación del gesto maternal y la facilitación en la optimización del movimiento. Debemos entender las correspondencias entre diafragma, abdominales, periné, situación de la pelvis (nutación o contranutación sacra), tener conocimiento sobre los ejes de los pujos, sobre resistencias y dirección de las fuerzas. Y siempre, siempre, siempre utilizar el sentido común.

Mañana voy a explicar cada punto para que lo entendamos mejor, espero. Ahora voy a jugar con mis cachorritos, que ya están de vacaciones navideñas....

miércoles, 21 de diciembre de 2011

INTERESANTE PARA EMBARAZADAS Y MAMÁS CON BEBÉS

Estoy formando grupos en tres centros de Pilates de Madrid, si necesitas información mandame un mail.


PILATES PRENATAL

El embarazo es una situación muy especial en la vida de cualquier mujer y además un período de constantes cambios físicos y emocionales. Para ayudar a las futuras mamás a afrontar esta fase de la vida,te propongo practicar el metodo Pilates.

El método Pilates es un sistema de acondicionamiento físico donde se trabajan cuerpo y mente como un todo. Esta actividad está compuesta de ejercicios moderados y suaves que resultan muy adecuados para cualquier futura mamá que se encuentre en condiciones normales.

Nuestras sesiones de Pilates prenatal, están orientadas a tres objetivos fundamentales:

1.- Adaptación progresiva del cuerpo a las distintas etapas de gestación para evitar ciáticas y dolores musculares derivados del cambio de postura y del aumento de peso.
2.- Tonificación de aquellos músculos que más trabajarán durante el parto, para hacer de este momento algo natural y sencillo.
3.- Fortalecimiento de suelo pélvico y del abdomen para conseguir una recuperación post parto rápida y eficaz, con las menores incidencias posibles.

Las sesiones se irán adaptando a las necesidades de cada trimestre, En compañía de otras mujeres embarazadas, podrás realizar este ejercicio con total seguridad.


PILATES POSTPARTO


Ponte en forma a la vez que te relacionas con tu bebe de una forma afectiva y divertida


Gracias al Pilates recuperarás la energía que necesitas para hacer frente a los cambios físicos y emocionales que estás sintiendo y, además, disfrutarás del contacto con tu bebé. Pasarás un rato agradable con él y fortalecerás el vínculo afectivo que hay entre vosotros tocándole, moviéndole, conociéndole.

Te ayudaremos, a través de ejercicios específicos de pilates postparto, suaves y entretenidos, a que todas las partes de tu cuerpo, que se han visto afectadas durante el embarazo y el trabajo del parto, vuelvan poco a poco a su ser (suelo pélvico, cintura abdominal, columna vertebral, circulación sanguínea, etc.).

Trabajaremos la relajación. Es habitual que te sientas estresada y es importante conseguir regular el sistema nervioso. De este modo se ayuda a que tus hormonas se reequilibren y la lactancia no se vea afectada.

Compartirás tu experiencia con otras mamás, adquirirás seguridad y desterrarás dudas. Las clases serán impartidas por Sara, instructora de Pilates-suelo, matrona, enfermera pediátrica y madre de dos niños. Estas sesiones, dos semanales de 50 minutos cada una, están dirigidas a mamás con sus bebés, desde las seis semanas postparto hasta el gateo.

martes, 20 de diciembre de 2011

UN POCO DE HUMOR

A colación de lo que hablaba ayer, he decidido darle un toque de humor, ya que he visto sensibilizados a algunos colegas medicos. Y algún médico más que colega (tú sabes quien eres...). A vosotros os dedico un poema que escribió hace tiempo otro médico:
 EL PERRO, EL GATO Y LA GALLINA
 Dr. Carlos Gonzalez
 Picoteaba un día una gallina
 entre unos desperdicios de cocina
cuando le sobrevino un deseo urgente
 de alzar la vista al frente
 y caminar con paso vacilante
 (el cuello para atrás y para adelante)
 hacia un montón de paja allí dispuesto.
 Cacarea,
se sienta, se menea,
pica, repica, suplica, tuerce el gesto,
se levanta, se vuelve, cacarea,
 puja, empuja, apretuja y pone un huevo.

 Un gato, que de todo fue testigo
(aunque el suceso no era nada nuevo)
reflexiona, lamiéndose el ombligo:
 "A las puertas del siglo XXI,
 y que aún pongan los huevos de uno en uno!"
No alcanza a comprender su alma felina
 que una simple gallina,
 sabiendo de ciencia, ni de oficio,
sin el auxilio de gente preparada,
 ni acceso al beneficio
 de la moderna técnica avanzada
 esté a poner un huevo autorizada.

 Se acerca el gato a un perro
 que dormita al sol junto al corral
 y al oído unas frases le musita en tono coloquial:
"¿Se ha fijado, colega en cómo pone la gallina, ciega
 al peligro, sin método ni nada?
Hemos de poner fin a un sufrimiento
 que hace de las gallinas instrumento
 de la naturaleza desatada".

 "Tiene razón", responde el aludido, "
que es la puesta una empresa complicada
para hacerla en un nido.
 Hay que abrir un centro veterinario,
a modo de huevario,
en el que sea la puesta controlada
 y el huevo por expertos atendido."

 Buscar deciden, pues, a la gallina
 que a la puesta parezca más cercana,
y resulta ser tal la Serafina.
 El gato le pregunta: "Dime, hermana,
 ¿no notas de algún huevo la venida?"
 "Nada noto" "¡Es puesta retenida!"
 "Hemos de proceder sin dilación.
 Estírate para la exploración."
¿Me siento así?" "¡No, tonta, boca arriba!"
 Procede a desplumar el perineo (¡qué vergüenza!).
"Colega, ya lo veo.
 Con una lavativa
y una infusión de hormonas adecuada
 habremos de inducir ahora la puesta;
 y una vez dilatada,
 hacer palanca con una cuchara
 y recoger el huevo en una cesta."
 (Hubo de dar el gato una tajada,
porque, si no, no entraba la cuchara.)

 Ya se extiende la voz: ¡Por fin la ciencia
 da respuesta a este problema diario!
 Las gallinas, con suma diligencia
 acuden al huevario.
Y es fama que de ciento que allí ponen
 son las cien boca arriba desplumadas
 las noventa tajadas, las cincuenta inducidas,
cuarenta instrumentadas,
y algo más de treinta salen con un buen corte en la barriga.

 Tan sólo una recela:
nuestra amiga que iniciaba esta historia.
Porque es gallina vieja, que ya ha puesto
 mucho huevo en la vida,
 y todo esto le huele más a esclavitud que a gloria.

 ¿No ha de tener mi cuento moraleja?
Hela aquí: Mujer, no seas gallina,
 y si lo eres, sé gallina vieja.
Pregunta al que entusiasta
 te aconseja métodos tan científicos y nuevos.
"¿Ayudas tú en verdad a la gallina,
o sólo vienes a tocar los huevos?"

Un  saludo, Sara

lunes, 19 de diciembre de 2011

matronas y ginecólogos

Hace poco me leí un libro de Verena Schmid, una matrona a la que admiro por el rigor que tiene al escribir, lo seria que es a la hora de llevar los temas a tratar; con una base científica sólida, y también con mucho corazón.
Las matronas nos tenemos que habituar a trabajar así, a investigar a publicar, a estudiar; para que luego no vengan “listillos” a decirnos que somos unas “hierbas” o unas “iluminadas”, como desgraciadamente he tenido que oir por parte de compañeros médicos, gente que no está en este mundo (pero parece que sabe más que sabe más que nadie)...
Porque, a lo mejor, somos todo eso, y que? Pero es que nosotras tenemos la suerte de poder trabajar con el corazón, dejarnos guiar por el instinto, pero además es que la que nos respalda no es otra que la FISIOLOGÍA.
Las matronas trabajamos con la embarazada, atendemos los partos normales y luego acompañamos en el puerperio a madre y bebé. Sigo pensando que es el trabajo más bonito del mundo, también debo decir que es duro y agotador; pero en la mayoría de los momentos es muy satisfactorio.
La bibliografía médica nos avala, las últimas revisiones de la Cochrane, la OMS... Nos están venga a decir algo que es de cajón, pero parece que hemos olvidado “Señores cuando algo va bien, no intervengamos. Dejemos que la naturaleza, tan sabia, siga su ritmo; que el proceso sea fisiológico....” Y las matronas hacemos eso, conocemos como funciona el cuerpo de la mujer, los cambios a los que se tiene que adaptar, hemos estudiado mucho, y lo que tenemos que hacer es sentarnos a observar, ver como lo fisiológico no se desvía, y estar con la mujer, la pareja y el bebé...
Por eso es fundamental seguir leyendo, enriqueciendonos de lo que observamos, estudiamos, sentimos....
Desgraciadamente tenemos que seguir muchas veces justificando nuestros actos, dando cuentas de las decisiones que tomamos. He tenido que sacar varios artículos, escritos muchos por ginecólogos, que no sólo nos dan la razón, sino que demuestran la falta de interés por aprender la fisiología que tienen nuestros compañeros.
Pero no todos son así, y tengo que tirar una piedra a favor de algunos gines con los que he trabajado: ellos están formados en la patología, realmente la mayor parte de las veces actúan cuando nosotras les avisamos, y nos dejan trabajar, y nos mandan a los residentes de primer año a rotar con nosotras, a nuestro cargo y criterio, para enseñarles cómo se lleva un parto normal. Eso es trabajo en equipo.

Un saludo Sara.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Sexualidad en el embarazo

Pasado mañana voy a hacer algo super interesante y estimulante paramí; daré una charla sobre educación sexual a reclusas, dentro del programa de "prevención de violencia de género para las mujeres en centros penitenciarios" del Ministerio del Interior.
Preparando el tema, le pedí ayuda a una gran matrona, muy entendida en sexología y me mandó un mail,con información sobre sexualidad,titulado el maravilloso mundo del clítoris . Lo cual me ha hecho recordar el hecho de que muchas mujeres no conocen su propio cuerpo, que descubren de bien mayores este pequeño botoncito mágico, si tienen la suerte de que alguien les hable de ello... en fin, menos mal que l sexo en las mujeres está cambiando (cuando trabajaba, hace años en hospitalización de ginecología, una mujer terminal me dijo "Hija, yo nunca he gozado con el sexo. Que no te pase a tí también").
Por eso se me ha ocurrido escribir algo sobre el sexo en el embarazo ya que por mi experiencia veo que a veces está ausente durante toda la gestación. Lo que siempre pasa es que hay cambios en la sexualidad durante el embarazo. Las necesidades sexuales de una pareja varían ampliamente.
En estudios científicos se ha encontrado que el 54% de las mujeres experimentan una disminución de su líbido durante el primer trimestre del embarazo como consecuencia del cansancio, las náuseas y los malestares habituales durante este período. En cambio hay otras mujeres cuyo deseo sexual se ve aumentado, especialmente por los cambios en la sensibilidad genital secundaria a los cambios hormonales. De hecho muchas experimentan en esta etapa su primer orgasmo.
En el segundo trimestre se suele volver al ritmo sexual previo al embarazo.
Durante la última etapa del embarazo la sexualidad vuelve a estar comprometida ya que ahora es el volumen uterino que se interpone entre los dos y a veces es muy difícil abstenerse de toda la ansiedad que despierta el nacimiento, especialmente cuando se trata del primer hijo.Además, muchas veces la mujer no es capaz de aceptar los cambios que ocurren en su cuerpo, y es ella miama la que se ve "gorda", se siente incapaz de atraer sexualmente a su pareja, no se siente "sexi" y por ello la sexualidad se deja en otro plano. En esta etapa el deseo sexual disminuyen en gran cantidad de parejas y en estudios científicos se ha encontrado que durante el último mes del embarazo solamente el 75% de las parejas continuaban sus relaciones sexuales en la forma habitual.
Mañana seguimos con este interesante tema, que descanseis...

lunes, 12 de diciembre de 2011

NECESIDADES DEL BEBE EN EL PARTO

Al hilo de lo que comenté ayer, seguimos con el parto respetado. Por cierto, se agradecen comentarios,opiniones y criticas siempre y cuando sean constructivas.
Si la sociedad y la obstetricia en particular, no han entendido cuales son las necesidades de las mujeres de parto, tampoco han entendido las de los bebés que vienen al mundo.
De hecho hasta hace relativamente poco, las autoridades médicas operaban a los bebés sin anestesia, ya que sostenían que su inmadurez cerebral les hacía insensibles al dolor. Aberraciones como esta, afortunadamente se han superado; sin embargo, se siguen cometiendo, desde mi punto de vista, tanto de profesional, como madre. A día de hoy en las UCIs neonatales y pediátricas se separan a los padres de sus niños, ya sabiendo que esto es contraproducente. Otro día trataré más en profundidad en método canguro que me fascina...
Volviendo a recién nacido, lo que ocurre en los primeros minutos, horas, días del recién nacido tiene un profundo impacto en el bebé a largo plazo, no sólo física, sino psicológicamente.
En un parto respetado, si se deja actuar espontaneamente a la madre, ésta responderá con acciones orientadas a establecer y mantener el vínculo con su bebé (está impregnada por un cóctel e hormonas del amor: oxitocina, prolactina, endorfinas..), y ésto permite al bebé completar el desarrollo neuronal. La madre instintivamente lo tocará, lo cogerá, se lo pondrá cerca del pecho, y el bebé al escuchar el latido del corazón, logrará disminuir la adrenalina fetal descargada en el parto.
La maduración cerebral del bebe empieza en estos primeros momentos, y están implicados todos los sentidos. El oído, el olfato (el bebé reconoce a su madre, tiene un olfato desarrollado) le permite encontrar el pecho, y reptar hacia él; pero el tacto es lo más importante. Para hacernos una idea, los mamíferos lamen a sus crías 24 o 48 horas tras el nacimiento, no sólo con la finalidad de limpiarles, sino con la de despertarles sensorialmente, estimulando en ellos terminaciones nerviosas.
Por ello el piel con piel es fundamental en los primeros momentos de vida, para hacer que el transito de la vida intrauterina al exterior no sea tan traumática.
No sólo da al bebé sensacion de traquilidad, paz, protección; sino que es fundamental para establecer un vínculo, el apego.
Por ello, los profesionales que nos dedicamos a “recoger” a los bebés y darles la primera bienvenida al mundo deberíamos de mimar mucho el expulsivo. Usando luces tenues, disminuyendo en lo posible los ruidos externos, no usar sustancias que cambien el olor corporal de la madre... Colocar al bebé encima de la mamá nada más salir (le permite algo tan importante como la termorregulación), si no existe contraindicacion. Y no interferir a menos que haga falta. No debemos robar ni contaminar ese momento “mágico” que se da una vez en la vida, y no se vuelve a repetir: ese cruce de miradas entre la mamá y su hijo...

domingo, 11 de diciembre de 2011

Necesidades de una mujer de parto

Tenemos tres cerebros en uno; parece un disparate, pero es real. Según los estudios de McLean, el cerebro de los humanos tiene tres niveles: el reptiliano, el mamífero primitivo (sistema límbico) y el superior o neocortex.
Cada uno de ellos tiene diferentes funciones, y pueden actuar paralelamente o bien interrelacionarse el uno con el otro.
El reptiliano es el más primitivo, su función es coordinar o modular las respuestas a las necesidades más básicas: supervivencia, sexualidad,alimento...
Seguidamente, en sentido evolutivo, está el cerebro mamífero primitivo, es el emocional. De él depende la capacidad que tenemos los mamíferos de crear vínculos emocionales: madre-hijo; hombre-mujer; niño-familia/sociedad...Además está muy implicado en respuestas nerviosas, endocrinas entre otras. La “inteligencia emocional” que tan de moda se ha puesto en los últimos tiempos tiene que ver con esta parte de nuestro cerebro. Es la responsable de nuestra capacidad de sentir, crear vínculos, convivir pacificamente.
Por último el neocortex, es la parte exclusivamente humana. Es la parte racional,la sede del intelecto; y es capaz de modular y coordinar las otras dos estructuras que son evolutivamente inferiores.
Y os preguntareis: ¿Y esto que tiene que ver con el parto? Pues todo.
En la sociedad actual hemos tomado una postura en la que parece que tenemos que controlar todo, nuestras emociones, los actos, nuestras reacciones ante acontecimientos inesperados. Nos importa muchísimo nuestra imagen, y lo que los demás vean en nosotros, cómo nos mostramos al mundo. Además parece que la tecnología tiene que estar siempre presente si queremos estar en la onda; y desgraciadamente estamos metiendo en el mismo saco todas las facetas de la vida: el parto incluido. Ese es un error descomunal que está pasando factura.
Dar a luz es un proceso instintivo, involuntario dirigido por el cerebro mamífero primitivo. Las hormonas que se liberan durante el parto (oxitocina y endorfinas, entre otras), tienen entre otras funciones la de dejar el intelecto de la mujer en “off”, para que se pongan en marcha todos la cadena fisiológica que tiene como resultado el nacimiento del bebé.
La simple activación del neocortex inhibe todo lo anteriormente explicado; y ésto es tan fácil como hacerle una simple pregunta a la mujer, encender luces, hablar en voz alta, el considerar el cuerpo de la mujer como el campo de trabajo de otros profesionales; ponen a la mujer alerta, se siente amenazada. De esta manera libera adrenalina, dejando totalmente inhibidas a las hormonas que favorecen la normal progresión del nacimiento. Como consecuencia el parto se vuelve lento, se para, siendo peligroso para ambos (mamá y bebé), y puede acabar en cesarea, instrumental y/o con riesgo de pérdida de bienestar fetal.
Esto se entiende si nos imaginamos a una gacela que está pariendo en el bosque, si oye un ruido que puede suponer una amenaza para ella y para su cría,el proceso se frena se libera adrenalina que le impulsa acorrer y a escapar del cazador, por ejemplo.
En la historia se han recogido testimonios de cómo parían las mujeres antaño, y en antropología se ha publicado bastante de las mujeres en poblados más primitivos: siempre se aislaban, se alejaban y muchas parían en solitario o acompañadas de otras mujeres expertas en la maternidad.
Las principales necesidades que tiene una mujer de parto son tan sencillas como tener luz tenue, un lugar acogedor, no sentirse observada, silencio, minima estimulación táctil, sonora e intelectual, sentirse segura, libertad para manifestar su dolor... Nada tiene que ver con alta tecnificación.

jueves, 8 de diciembre de 2011

MÉTODOS NO FARMACOLOGICOS PARA EL CONTROL DEL DOLOR

Buenas tardes, continuando con el tema que empecé a principios de semana, voy a hablar un poco sobre el manejo del dolor, de las caracteristicas de éste en el parto...

Una de las características del dolor en el parto es el ritmo, caracterizado por una alternancia entre dolor y pausa, contracción y relajación, malestar y bienestar. Es un ritmo dinámico, que varía en cada momento del parto, de una mujer a otra. Y lo que se ha visto es que la falta de respeto de los tiempos de cada uno, y la aceleración del proceso de dar a luz provoca estrés materno y fetal, y por consiguiente un percepción negativa de la vivencia.
Esta particularidad del ritmo: pico de dolor (estrés agudo) alternado con ausencia total de dolor (ausencia de estímulo nocivo y de alerta), producen como efecto paradójico una liberación masiva de opiodes endógenos (endorfinas y encefalinas) que crean sensación de bienestar, placer, expansión y deseo de repetición de la experiencia. Ésto sólo ocurre en el parto fisiológico, sin medicación, ya que ésta inhibe los mecanismos antes explicados.
La analgesia no farmacológica no tiene como finalidad la abolición del dolor, sino la de reducirlo a un mínimo fisiológico y la de fomentar en las mujeres una aceptación del mismo.
Existen varios estudios, y revisiones bibliográficas que los avalan: voy a enumerar unos cuantos:
libertad de movimientos, apoyo continuo durante el parto por parte de una matrona, uso de agua caliente durante la dilatación, inyecciones de agua esteril en el rombo de michaelis (ayudan cuando la posicion de la presentación es posterior), los TENS que han dejado de usarse, la hipnosis, acupuntura, relajación....
Si el tema es de vuestro interes os remite a un artículo que escribimos hace unos meses una de mis mejores amigas, y una de las mejores matronas que existen, y yo para la publicación de divulgación médica Zona Hospitalaria. http://www.zonahospitalaria.com/noticias/zh_28/el_dolor_en_el_parto.shtml
Un saludo y que tengais un feliz puente.

lunes, 5 de diciembre de 2011

El dolor del parto.

La intención de ese escrito no es demonizar la anestesia epidural, ni exaltar el dolor del parto. Me gustaría que fuese una reflexión, el hecho de plantear alternativas para hacer que la vivencia del parto sea lo más humana posible,así como analizar los pros y los contras de cada opción.
El dolor representa sin duda la parte más característica del parto, sobre el que se ha investigado mucho, se ha hablado, debatido, estudiado. Es sin duda, la parte más temida en nuestra sociedad, por miles de mujeres. Ya que nos han educado de una manera tal para evitarnos el sufrimiento, que todo dolor es malo, y que en la sociedad desarrollada no tendríamos por qué sentirlo, con todos los medios que disponemos...
Este temor al dolor del parto, se nos ha grabado desde niñas a lo largo de los siglos (“parirás con dolor” como se nos condenó en el principio de la Creación...),y de esta manera nos condiciona la futura vivencia de nuestro parto.
El uso de la analgesia epidural lleva a las mujeres a imaginar un parto sin dolor, pero este anhelo se verá traicionado, ya que no siempre está disponible (contraindicaciones médicas, el anestesista está ocupado en otra intervención de mayor prioridad...), pero es que nunca debería administrarse hasta que el trabajo de parto está establecido, y la mujer ha alcanzado una cierta dilatación cervical. Por lo que la primera etapa de parto la vivirá con dolor, con un dolor al que no la habían preparado (ya que ella había tachado la opción de “parir sin dolor”), que siente injusto, inhumano. Y al rechazarlo le duele todavía más.
Estas mujeres no están motivadas, se sienten engañadas, y no desarrollan mecanismos internos para sobrellevarlo mejor. 
Por contra, las mujeres que menos sufren son aquellas que están más motivadas, están preparadas para el dolor, lo aceptan y usan mecanismos para llevarlo mejor. 
Durante mis días en paritorio, he visto que no existe una alternativa real a la analgesia epidural. O la usas o estás condenada a un parto con un dolor atroz debido a la inmovilidad, a las posturas anti-fisiologicas en las que se “obliga” a parir a las mujeres. Existe una falta de formación por parte de los profesionales que trabajamos con mujeres que están pariendo, en cuanto a alternativas, al manejo del dolor no farmacológico.
Y esto es una llamada de atención a nuestro gremio, es nuestra obligación estar al día, estudiar, leer artículos en los que nos enseñen a acompañar mejor a las mujeres.
Por contra, tengo que decir que no hay suficientes matronas en los paritorios para garantizar una atención a la pareja de calidad, que hacemos lo que podemos; que muchas nos formamos, y nos interesamos en esta faceta del parto, que realmente tenemos motivación, y sentimos pasión por nuestro trabajo...
Esto es una primera toma de contacto sobre el dolor del parto, ya iré escribiendo más. Que tengais un buen día, Sara.

domingo, 4 de diciembre de 2011

REFLEXIÓN SOBRE LA CRIANZA

La razón escribir esta reflexión es que últimamente parece que los padres no saben criar a sus hijos si no siguen los consejos de “expertos” o leen en libros las “instrucciones” de cómo actuar ante cada situación que se nos presenta con nuestros pequeños.
Pero los mayores errores en la crianza no vienen de padres primerizos, sino de grandes expertos que aconsejaron hace tiempo dar el pecho durante diez minutos y cada 3 o 4 horas, llevando al fracaso la lactancia materna. Igual que hubo médicos que aconsejaban envolver a los niños como si fueran momias, para que no gateasen y caminasen como personas de bien , y no se arrastrasen en el suelo como animales; y como estos ejemplos hay muchos.
Si vamos al campo podemos ver como los conejos crían a sus hijos sin leer libros, ni acudir a conferencias,ya que lo tienen en los genes. En cautividad lo hacen igual, aunque habría que estar un tanto pendientes, ya que a veces en esta situación pueden aparecer conductas aberrantes...
Pero los humanos no vivimos en libertad, sino que estamos inmersos en una “cautividad” cultural que marca en gran parte nuestro comportamiento. Muchas madres parecen haber perdido la capacidad de criar a sus hijos desde el instinto: dudamos, tenemos miedo, consultamos a expertos... Incluso nos sentimos culpables si años después leemos otro libro que nos aconseja hacer otra cosa totalmente opuesta...
Por eso este blog no es un manual de instrucciones, pretende ser un espacio de reflexión, pretendo recoger algunas de las teorías actuales, mezcladas con mi experiencia en la crianza de mis dos hijos y mi experiencia profesional como enfermera pediátrica y matrona; me gustaría que fuese leído con sentido crítico; ya que cada madre y padre conoce a su hijo, que es un individuo totalmente diferente al resto, mejor que nadie. Y sabe tratarlo de la mejor manera, es bueno saber y conocer las diferentes teorías para que cada uno pueda tomar lo mejor o lo que más se adapte a sus necesidades. Un saludo: Sara C.

sábado, 3 de diciembre de 2011

PILATES POSTPARTO CON BEBÉS

                   Buenos días, os propongo una actividad que iniciaré a impartir en el centro Toledo90.
Los cambios en el cuerpo que genera la gestación, unido al esfuerzo físico del parto, seguido de la fatiga natural que aparece durante las primeras semanas tras el nacimiento del bebé, pueden llevar a la recién estrenada mamá a un conflicto en el que no se encuentra identificada con la mujer que era antes del parto, pero tampoco se ve a sí  misma como esa mamá que había imaginado.
Además de ofrecer un espacio donde compartir con otras mamás las inquietudes, preocupaciones y momentos bonitos; con el Pilates postparto se pretende cumplir los siguientes objetivos: sin dejar de lado al bebé :
a.-  Normalización de los cambios corporales, fortaleciendo los músculos, especialmente los del suelo pélvico
b.-  Prevenir complicaciones circulatorias en el puerperio
c.-  Prevenir incontinencia urinaria y prolapsos genitales
d.-  Incrementar la energía, resistencia y autocontrol
e.-  Disminuir molestias típicas del puerperio: dolor de espalda, estreñimiento, retención de líquidos
f.-  Disminuir la ansiedad generada por el agotamiento y los continuos cambios que tu cuerpo está sufriendo
g.-  Alcanzar el equilibrio emocional que te permita establecer el vínculo con tu bebé.
Espero que la información os sea útil, y la recomendeis a mujeres que acaban de ser madres.
Un  saludo: Sara C.

viernes, 2 de diciembre de 2011

PRESENTACIÓN

Bienvenidos a mi Blog. Pretendo que este sea un lugar de información, y de intercambio de opiniones, sentimientos, pensamientos de embarazadas, madres y padres preocupados por la crianza de sus hijos, y cualquiera que pueda aportar algo constructivo.

Porque el embarazo puede despertar en tí sentimientos de ilusión, alegría, miedo, desconcierto...Porque pueden surgir dudas, temores, esperanzas....Porque sólo es el principio de un largo camino lleno de momentos felices, y a veces, no tan felices.... Por eso: déjate acompañar en esta etapa,para ayudarte a entender los cambios, para ayudarte en la recuperación física y emocional; a integrar el recién nacido en la vida familiar , potenciando la participación de la pareja.
Te ofrezco recursos para afrontar positivamente el embarazo, el parto, la crianza y el postparto. Te puedo asesorar en tu nuevo rol de madre, en el reinicio de la vida sexual....
Un saludo: Sara C.

TALLER DE CRIANZA: EL PRIMER AÑO DE TU BEBÉ

Taller destinado a las mujeres embarazadas y recién estrenadas mamás.