miércoles, 28 de diciembre de 2011

EL MARAVILLOSO MUNDO DEL CLITORIS


A la vista de lo técnicos que me han quedado las dos últimas entradas, voy a hacer otra más relajada. Hace un par de semanas tuve el honor de dar una ponencia en una prisión, iba dirigida a internas que estaban dentro del programa de Violencia de Género del Ministerio del Interior. La verdad es que fue muy estimulante la preparación, tenía que hablarles d sexualidad y ETS, y mucho más la exposición. De vez en cuando está bien cambiar un poco de aires. A las matronas se nos olvida que hay vida más allá de los partos, embarazadas y bebés. Nuestra formación es mucho más amplia...Toda la vida reproductiva de la mujer, que no es poco...
Me acogieron muy bien, sobretodo mi amiga Arantxa (gracias) que me enseñó todo, era como en las películas (las celdas, el refectorio, la panadería, lavandería....)
Bueno, esta entrada va en honor de Ángela. Ella me ayudó en la elaboración de la presentación, aún estando separadas por muchos kilómetros sigue a mi lado...
La parte de sexualidad era la parte bonita de mi ponencia,  porque la de ETS con las imágenes tan crudas puso a más de una mal cuerpo... Pero es que es a lo que nos arriesgamos las mujeres si practicamos sexo sin protección... Desgraciadamente el diagnóstico en nosostras es más dificil de hacer, y cuando da la cara las consecuencias no son una tontería (esterilidad, enfermedad inflamatoria pélvica, o enfermedades que afectan a órganos más alejados). 
Pero empecé por la parte que más “morbo” da para captar la atención de mi público; al principio las reclusas estaban muy intimidadas (“una matrona había querido voluntariamente darles una charla....), ya veis lo que impongo yo...Pero bueno en seguida rompí el hielo, cuando vieron que yo no me ruborizaba cuando hablaban de “chocho, chichi, polla o mamada...” Parecían muy sueltas, todas practicaban sexo y conocían perfectamente el órgano sexual masculino, como estimularlo, tocarlo... Sin embargo muchísimas no conocían la existencia del clítoris, y eran chicas más jóvenes que yo (que tengo 30). No sabían que tocandolo de una manera determinada tenían orgasmos (otro gran desconocido...). Les hablé del maravilloso mundo del clítoris, o “pipeta” o “botoncito” como lo llamaban ellas.
Les hablé de la importancia de conocerse a ellas mismas, de mirarse, de tocarse para aprender que les gusta o no y comentarselo a su pareja. Me di cuenta que moví algo en ellas, pero no lo suficiente... 
Más importante que todo lo dicho antes es que se aprendan a querer, a valorar, que se crean que tienen derecho a disfrutar y que lo interioricen, que no se avergüencen de sus reacciones corporales; que el sexo es un acto de amor, de placer, pero siempre que intervienen dos, los dos tienen que pasarselo bien.
Un saludo, Sara

2 comentarios:

  1. Maravilloso mundo....desconocido para tantas mujeres!! Aunque yo creo que cada vez se conoce más. Ahora, con internet, la TV, la radio, etc, se conocen mucho más aspectos que hasta hace unos pocos años eran temas tabú, y hablar tan libremente no estaba bien visto. Lo bueno de que ya no sean temas tabú, que las mujeres (y hombres, por supuesto) comparten experiencias y eso enriquece, por supuesto, a otras mujeres, y a los profesionales, para guiarnos en lo que conoce y, sobre todo, desconoce la sociedad para poder enseñarles. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Eso pensaba yo, sin embargo, hay mujeres que lo conocen y son cada vez más. Pero es que nos sigue dando corte hablar de él, de nuestros genitales. Si los trataramos con toda la naturalidad del mundo, no nos parecería feo ni mirarlos, ni tocarlos, ni hablar de ellos.
    Un Besazo, Sara

    ResponderEliminar