lunes, 31 de diciembre de 2012

Feliz 2013


OS DESEO FELIZ NAVIDAD !!!

Espero que el 2013 esté lleno de proyectos emocionantes para todos, de momentos bonitos, de ilusión.

Aunque sea una época dura, injusta para muchos; realmente creo que entre todos podremos ayudarnos los unos a los otros. En estos últimos tiempos me sorprendo de haberme cruzado por el camino de gente realmente buena, que te ayuda sin pedir nada a cambio, que está dispuesta a echarte una mano sin preguntar.

Nos vemos el año que viene, con muchísimos temas nuevos, y viejos como lo es el parto, el puerperio y la crianza!!!

Un saludo, Sara.




jueves, 27 de diciembre de 2012

Embarazada en Navidades


Las Navidades son una época de mucha intensidad, muchas emociones, ilusión.

Son días de mucho movimiento, con horarios a veces cambiados. Solemos trasnochar, y hacemos muchas comidas fuera de casa; a veces demasiado copiosas.

Foto de muchobebes.com
Y, por supuesto no podemos olvidarnos de los dulces típicos navideños; no sería igual sin el turrón, los polvorones o el mazapán.

Muchas mujeres se enfrentan a estos días en una nueva situación: el embarazo.La gestación en principio no debería limitar la alegría de estos días, incluso muchas lo vivirán con mayor emoción, sin embargo os voy a dejar unos pequeños consejos para poder sobrellevarlo mejor.

Alimentación:
Intenta no hacer excesos, sobretodo fritos o comida muy pesada. Es preferible continuar haciendo las mismas ingestas que hasta ahora: 5-6 comidas ligeras.
Es recomendable asegurarse de lavar bien las verduras y frutas que se vayan a comer crudas (ensaladas, macedonias…)
Si no estás inmunizada contra la toxoplasmosis sigue las mismas precauciones que hasta ahora: carne bien cocinada, evitar embutidos caseros…
Puedes comer pescado, aunque para matar al anisakis es preciso congelarlo a -20ºC durante 72h (si te gusta comerlo crudo, tipo sushi) o bien cocerlo a 60ºC durante al menos 5 minutos.
El alcohol está contraindicado en embarazo y lactancia, sin embargo no hay problema si quieres brindar con un poquito de champán o una noche más especial te tomas una copita de vino.
Los dulces típicos navideños contienen muchas calorías, no te excedas si no quieres coger quilos de más en esta época. Si existe diagnóstico de diabetes gestacional, deberás seguir las recomendaciones del médico en cuanto a la dieta.

Días de fiesta:
Podemos acudir a fiestas, incluso a discotecas. Es muy bueno bailar durante el embarazo, ya que libera mucho la pelvis.
Intentaremos asegurar un descanso correcto, al menos 8 horas durante la noche, y alguna siesta durante el día.
Ponte guapa: puedes ponerte vestidos de fiesta, piensa sobretodo en la comodidad, incluso puedes ponerte un poquito de tacón.
Evita los ambientes cargados de humo.

Viajes:
Durante estas fechas es frecuente que muchas viajen a sus ciudades de origen para pasar los días festivos con su familia.
En el embarazo no está contraindicado viajar, pero habrá que hacer más paradas en los viajes muy largos, y preguntar cuál es el límite de semanas de gestación en el caso de elegir el medio aéreo para desplazarte (puede variar de una semana a otra, incluso algunas compañías te piden un certificado de la matrona o el ginecólogo en el que diga que no tienes riesgo durante el vuelo).

Ejercicio:
Continúa con el ejercicio que venías haciendo: caminar durante 50-60 minutos al día te ayudará a dormir mejor por las noches, e incluso a combatir los excesos que se acumulan  en nuestro cuerpo.
Aprovecha los días de fiesta para regalarte un masaje, incluso una clase de yoga o pilates pueden hacer que tu bienestar aumente.
Pero sobretodo escucha a tu cuerpo, ante señales de cansancio o malestar; intenta parar, relajarte y darte un descanso.

Las Navidades son momentos mágicos para vivir en pareja y en familia, con mayor ilusión debido al embarazo. Con un poco de atención no habrá ningún contratiempo.

Un saludo, Sara.
www.matronamadrid.com
http://www.clubasalvo.com/2012/12/cuidados-navidades-y-embarazo/

lunes, 17 de diciembre de 2012

EL MASAJE PERINEAL. Una manera de reducir la episiotomía.


La FAME (Asociación de matronas españolas) ha publicado hace un tiempo un documento
de consenso para La iniciativa del parto normal. En él se recoge que el masaje perieneal
durante la gestación es efectivo para reducir el trauma perineal y las episiotomías.

La aplicación del masaje durante el tercer trimestre de gestación persigue estirar y
ablandar los tejidos, incrementar la elasticidad del periné y familiarizar a la mujer con la
sensación de estiramiento, permitiendo relajar más esta zona durante el parto.

Es cierto que la aplicación del masaje perineal puede ocasionar molestias durante las
primeras semanas, pero éstas irán desapareciendo gradualmente. Para evitarlas se debe
comenzar la técnica sin forzar los movimientos dando tiempo a que los tejidos se habitúen
al masaje.

Hay mujeres a las que les cuesta aplicarse el masaje, por lo que es necesario la
colaboración de la pareja en la técnica, favoreciendo así los periodos de intimidad entre
ellos.

No debemos “agobiarnos” por realizar una técnica perfecta del masaje, siendo más
importante la constancia en su seguimiento. La propia mujer y su pareja verán los efectos
rápidamente, observando como su periné cada vez es capaz de alcanzar una mayor
distensión de los tejidos con menores molestias.

Los últimos estudios

A lo largo del año 2006, se publicaron 4 revisiones sobre la aplicación de MP antenatal, en
la revista Contemporany OB/GYN y en Birth en junio, en la Clinical Advisor en mayo y en
The Cochrane library. Todas ellas coincidieron en que la aplicación de MP antenatal en las
4-5 últimas semanas del embarazo reducía la probabilidad (hasta en un 15%) de trauma
perineal -incluida episiotomía- en los partos vaginales, siendo mayor el beneficio si la
mujer no tenía un parto vaginal previo. Otra de las conclusiones era que generalmente el
masaje es bien aceptado por las mujeres.

El lubricante

El masaje se puede aplicar con distintos lubricantes, los más usuales son el aceite de
rosa de mosqueta, el aceite de almendras dulces y el aceite de oliva.

Intentaremos no usar aceites corporales con perfumes, ya que pueden irritar la zona de la
vagina.

¿Cómo se realiza el masaje?
1. Lávate bien las manos. Las uñas deben estar recortadas y limpias.
2. Vacía la vejiga de orina antes de comenzar. Familiarízate con tu periné. Puedes
ayudarte en un espejo.
3. Aplícate compresas templadas o realiza el masaje después de haberte duchado.
4. Colócate cómodamente. Puedes optar por estar en cuclillas, semisentada o apoyada
en la pared.
5. Si se realiza automasaje, es más fácil utilizar el pulgar. Para la pareja será el índice y/o
el corazón. Lubrica los dedos con un aceite antes de empezar.

      Técnica:

a) Introduce los dedos en la vagina 3-4 cm, presiona hacia abajo y hacia los lados de la
vagina con un movimiento de balanceo firme pero delicado, estirando la zona hasta que
se sienta una leve sensación de escozor o quemazón. A continuación desliza el dedo
desde la vagina hacia fuera y viceversa, manteniendo una ligera presión durante dos
minutos.
b) Coloca los dedos en la entrada de la vagina (horquilla) y realiza una presión hacia
abajo durante dos minutos o hasta que te moleste. Esto te ayudará a imaginar la presión
que ejercerá la cabeza del bebé.
c) Después coge esta zona entre el dedo pulgar y los opuestos, a modo de pinza, y
realiza un movimiento de vaivén, de un lado a otro, para estirar el tejido de la entrada de
la vagina y la piel del periné. Realiza este movimiento durante 2-3 minutos.

Para terminar, manteniendo los dedos en la misma posición, realiza estiramientos desde
dentro hacia fuera abarcando la zona inferior y lateral de la vagina y piel del periné,
durante 2 minutos. Esto te ayudará a relajar la zona.


La frecuencia del masaje será de 3 veces por semana durante 10 minutos. Se realizará al
menos 3 semanas a partir de la 34ª semana de gestación.


Un saludo, Sara.
www.matronamadrid.com

lunes, 10 de diciembre de 2012

Pido un parto con respeto.

Os dejo unas palabras...


Pido un parto con respeto

Dejar que el dolor
como madre que gesta te abrace

confiar que…
¡En algún minuto! comenzará su trabajo de parto
y que serán sus contracciones las que nos lleven hacia la luz
esa que se atisba al final del túnel.

Un parto con respeto es lo que pido
déjenme parirme a mí misma con dignidad
la dignidad que merece cualquier alma humana frente a los momentos límites

La dignidad me la tomo por derecho
y desde ella es que pido que no me pidan que no me duela
que no me pidan que no me queje
que no llore
que no tenga miedo
que sea fuerte
que se me pase luego
o que al menos haga como que ya se me pasó
sólo porque a cada cual le incomoda enfrentar el dolor ajeno
porque desde lo ajeno siempre es convocado lo propio
y el espejo tiene la facultad de hacer doler.

me vivo con libertad el que me cueste
incluso respirar
y que algunos días no pueda dejar de llorar

declamo mi derecho a pedir una mano pa apretar
y un abrazo pa´ sollozar
que bajen las luces y la música sea suave

me permito no querer ver mucha gente
o incluso no querer ver a nadie
porque no quiero no más!

porque cuando jadea el alma y el corazón exuda
no se necesita nada que no sea tibio y silencioso.

Ni quiero que me mediquen
Que me anestesien pa´que me duela menos
y se me adormezca hasta la memoria antigua
Esa que sabe cuándo y cómo

Que cada pujo vaya llenito de verdad
Porque el dolor podrá doler
Pero algo que no puede, no ha podido ni podrá hacer
Es arrebatarme la fuerza poderosa que en mi alma se despierta
ante su presencia.
Esa fuerza es la que ha de llevarme hacia la cima
donde la vida vuelve a brotar transformada en luz y verdad.

Coyi. Nov. 2012
de la Ruta de La Alquimia

Un saludo, Sara.
www.matronamadrid.com




domingo, 9 de diciembre de 2012

Beneficios del ayuno antes del embarazo


Desde hace ya casi un siglo llevamos incorporando a nuestro organismo muchísimos productos químicos liposolubles, que se van almacenando en nuestro tejido adiposo.

Estas sustancias las venimos asimilando y “guardando” en nuestro organismo casi desde nuestro nacimiento; y la mayoría de ellas tienen una vida media larguísima (varios años) y nuestro cuerpo no es capaz de eliminarlas.

Estos agentes químicos (dioxinas, PCBs, ácidos grasos trans...) actúan en los genes en el desarrollo del embrión, y se está demostrando que muchos tiene efectos a nivel hormonal infantil,fetal y en la posterior edad adulta.
Un ejemplo de ello, es que algunos de estos quimicos tienen un efectos estrogénico, y se está viendo que como consecuencia el feto expuesto a ésto tiene más posibilidad de presentar malformaciones genitales masculinas, infertilidad en su edad adulta, si es niño; incluso un aumento en el número de abortos de fetos varones.



¿Cómo podemos intentar disminuir los tóxicos en el cuerpo de una mujer que desea ser madre?

La respuesta es con el ayuno, ya que se consigue movilizar las grasas.
La efectividad se ve aumentada si se combina con la práctica de ejercicio, actividades tipo sauna (ya que eliminamos tóxicos a través del sudor).
¿Cómo hacer el ayuno?

Bastaría con 3 días al mes, con ingesta de jarabe de arce, para reponer electrolitos y glucosa en sangre. Realizarlo durante 6 meses previo a la concepción. Ésto ha demostrado eliminar gran cantidad de los químicos arriba citados. Sin embargo no debe de producirse la gestación en este periodo de movimiento de grasa, ya que los tóxicos se van a encontrar libres, en el torrente sanguíneo.


Esta práctica depurativa debería sumarse en los programas preconcepcionales, a las prácticas ya conocidas como tomar suplementos de ácido fólico, iodo, evitar el consumo de alcohol y tabaco; y las mejoras dietéticas generales.

Un saludo, Sara.



miércoles, 5 de diciembre de 2012

Pilates con mi bebé



Os dejo el reportaje que nos hizo la agencia EFE sobre los beneficios del Pilates con bebés.

Os invito a leer también el artículo.

Un saludo, Sara.
www.matronamadrid.com

martes, 4 de diciembre de 2012

La faja en el postparto.


Hace muy poco hice una visita postparto en un domicilio, se trataba de una chica joven que había parido en un hospital público en Madrid, aunque era extranjera. 
Primero exploré a su recién nacida, luego valoré una toma y por último pasé a evaluar el estado de la madre: episiotomía, suelo pélvico, tensión arterial... Cuando fui a valorar el nivel del útero,me sorprendió ver que llevaba una faja. Se la quitó y le dije que no se la pusiera, que no estaba recomendado ( a lo mejor en su país sí...), se quedó bastante sorprendida, al igual que la madre de su pareja...

Esta entrada la escribo porque no es la primera vez que me encuentro con mujeres que se ponen faja en el postparto, habiendo tenido un parto vaginal. El caso de las cesáreas lo trataré otro día...
¿Por qué no usar la faja abdominal?

Si se coloca una faja en el abdomen, aumenta la presión en la zona del periné y eso daña la musculatura que está más debilitada e incluso dañada por el embarazo y el parto, pueden agravarse los problemas de incontinencia.

Además impedimos que los músculos abdominales hagan su trabajo, durante el embarazo se han visto muy distendidos, y es recomendable que poco a poco vuelvan a realizar su función: la de sostén, son los encargados en parte de mantener nuestra postura erguida, y las visceras y estructuras en su sitio. 

La mayoría de las mujeres la usan para disminuir el volumen abdominal, pero es más recomendable si algún día os apetece en el postparto poneros un vestido o un pantalón algo más ceñido, el uso de una bragas con sujeción abdominal (la famosa braga-faja)durante un rato.

Un saludo, Sara.
www.matronamadrid.com

domingo, 2 de diciembre de 2012

Estrés en el embarazo.


En la sociedad en la que estamos inmersos la palabra ESTRES es algo que está de “moda”.
A menudo se han publicado estudios sobre su efecto en el organismo, y hoy analizaremos los efectos en la mujer embarazada y su bebé.

Ante todo habría que diferenciar entre estrés agudo y crónico.
El primero, durante el trabajo de parto puede ser beneficioso; incluso necesario, ya que es estimulador, activador y revitalizador. Incluso cierto estrés para el bebé es positivo ya que le hace resistente a la hipoxia que irremediablemente va a sufrir durante su nacimiento.
Sin embargo el estrés crónico es inhibitorio, y puede llegar a poner en peligro la salud de la mamá y el bebé.

Para diferenciarlos podríamos decir que el estrés agudo respeta más la fisiología, es rítmico (como las contracciones), se alterna con sensación de bienestar. Sin embargo el estrés crónico es lineal, no presenta alternancia.


Os presento los resultados a los que llegó un estudio del profesor Pierre Relier sobre los efectos del estrés en el embarazo


ESTUDIO SOBRE EL ESTRÉS EMOCIONAL DURANTE EL EMBARAZO
          (Relier)


Bajo
Medio
Alto
Partos prematuros
4%
17%
16,5%
Partos complicados
12,7%
17%
25%
Neonatos enfermos
4,2%
12,5%
13,8%
Trastornos neonatales 
(regurcitación, vómitos, ansiedad)
9,4%
13,8%
37,8%
Bebés difíciles (dificultades de sueño, trastornos de alimentación, hipo)
31,6%
50%
76%


Ya es de sobra conocido que el estrés durante el embarazo provoca trastornos tanto fisiológicos como psicológicos que pueden llegar a marcar la vida adulta. Varios experimentos han demostrado que las descargas de cortisol, la hormona asociada al estrés, dejan “huellas” en el cerebro del bebé y que, en ocasiones, estas descargas pueden influir en que sea un recien nacido “difícil”, se convierta en un adulto con irritabilidad y trastornos del comportamiento y algunas hipótesis apuntan incluso a que podría conducir a desarrollar patologías como la diabetes o alteraciones cardiovasculares. El estrés puede dejar su marca desde el instante mismo de la concepción. “El estrés psicológico de la madre en el momento de la concepción o de la nidación (cuando el óvulo fecundado se asienta en la mucosa uterina) puede modificar la distribución de los receptores de la hormona del crecimiento, perturbar la formación de la placenta y, en consecuencia, provocar un retraso del desarrollo”, escribe en su libro Adrián o la cólera de los bebés, Jean- Pierre Relier, un conocido neonatólogo francés, apoyándose en las investigaciones del biólogo canadiense Victor Han.


Un saludo, Sara
www.matronamadrid.com

viernes, 16 de noviembre de 2012

LA SEGURIDAD DEL PARTO EN CASA.

Hace poco se publicó la última revisión sobre la seguridad del parto en casa por parte de la Cochrane. Para aquellos no familiarizados con esta entidad os puedo decir que las revisiones sistemáticas Cochrane son un resumen de los resultados de los estudios aleatorizados (más significativos que los observacionales) disponibles a nivel mundial, éstos proporcionan un alto nivel de evidencia sobre la eficacia de una intervención en temas de salud.
Ahí va el abstract del artículo: 
Parto planificado en hospital versus parto planificado en casa.

Olsen O, Clausen JA. Planned hospital birth versus planned home birth. Cochrane Database of Systematic Reviews 2012, Issue 9. Art. No.: CD000352. DOI: 10.1002/14651858.CD000352.pub2.





ANTECEDENTES
Imagen tomada del blog "Criandoconamor"
Los estudios observacionales, cada vez de mejor calidad y en distintos escenarios, sugieren que en muchos lugares el parto en casa planificado puede ser tan seguro como el parto planificado en hospital con menos intervenciones y pocas complicaciones. Esta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 1998.
OBJETIVOS
Evaluar los efectos del parto planificado en hospital en comparación con el parto en planificado en casa en mujeres seleccionadas con embarazo de bajo riesgo, con la asistencia de una matrona experimentada y un centro médico de apoyo en caso de necesidad de traslado.
MÉTODOS DE BÚSQUEDA
Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (30 de marzo de 2012) y se contactó con los editores y autores que participan en los ensayos posibles.
CRITERIOS DE SELECCIÓN
Ensayos controlados aleatorios que comparan el parto hospitalario planificado con el parto domiciliario planificado en mujeres de bajo riesgo, como se describe en los objetivos.
RECOPILACIÓN Y ANÁLISIS
Los dos autores de la revisión de forma independiente evaluaron la calidad y extrajeron los datos. Se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información adicional.
RESULTADOS PRINCIPALES
Dos ensayos cumplieron los criterios de inclusión pero sólo un ensayo que incorporaba 11 mujeres proporcionó algunos datos de los resultados y fue incluido. La evidencia de este ensayo fue de calidad moderada y demasiado pequeño para permitir establecer conclusiones.
CONCLUSIONES DE LOS AUTORES
No hay evidencia firme basada en ensayos aleatorios para preferir el parto planificado en el hospital o el parto planificado en casa para mujeres de bajo riesgo embarazadas. Sin embargo, los estudios muestran que las mujeres que viven en zonas donde no están bien informadas sobre el parto en casa pueden acoger éticamente ensayos bien diseñados que garanticen una elección informada. Como la calidad de la evidencia a favor del parto en casa a partir de estudios observacionales parece ser cada vez mayor, puede ser tan importante preparar una revisión sistemática actualizada regularmente que incluya los estudios observacionales como se describe en el Manual Cochrane para las Revisiones Sistemáticas de Intervenciones como tratar de establecer nuevos ensayos aleatorizados


RESUMEN EN TÉRMINOS SENCILLOS

La mayoría de los embarazos entre las mujeres sanas son normales, y la mayoría de los nacimientos podrían llevarse a cabo sin intervención médica necesaria. Sin embargo, no es posible predecir con certeza que no vaya a producirse absolutamente ninguna complicación en el curso de un nacimiento. Por lo tanto, en muchos países se considera que la opción más segura para todas las mujeres es dar a luz en el hospital.

El parto en casa planificado con la asistencia de una matrona experimentada con el respaldo de un centro médico ,en caso de ser necesario el traslado; ha demostrado no sólo ser igual de seguro en cuanto a datos de morbi-mortalidad materna y neonatal; sino que es más económico, y los sentimientos de satisfacción por parte de las parejas es mayor.








                                GUIA PARA PADRES DEL PARTO EN CASA



Un saludo, Sara.
www.matronamadrid.com

miércoles, 31 de octubre de 2012

Una reflexión

Hoy os dejo una frase que he leido en el metro, la verdad es que da que pensar, y no sólo a las mujeres que hemos parido, vamos a parir o somos futuras mamás; sino a los profesionales que estamos en contacto con las mujeres.
El parto es una experiencia tan vital, como lo es el nacimiento de la nueva personita que llega a éste mundo, que deberíamos tratarlo con más respeto, mimarlo, protegerlo....
En fin, allá va:

"El parto natural es dificil, sin embargo, el cuerpo de la mujer está preparado para desempeñar esta función. Cuando una mujer da a luz sin fármacos, sin anestesia y sin intervención médica ni instrumental, aprende a ser fuerte y poderosa. 
Aprende a tener fe en sí misma a confiar en sí misma incluso ante personalidades autoritarias. Una vez manifestada su fuerza y su poder, tendrá una actitud distinta hacia el dolor, la enfermedad, el malestar, la fatiga y las situaciones difíciles durante el resto de su vida" Paulina Pérez.





Feliz puente a tod@s.





Sara.

www.matronamadrid.com











lunes, 29 de octubre de 2012

LOS ANTOJOS EN EL EMBARAZO


Durante el embarazo un número nada desdeñable de mujeres van a presentar conductas alimentarias especiales, como antojos o aversión a determinados olores y sabores; aparecen nauseas, vómitos, gastritis, reflujo...

Se oye hablar mucho de los antojos en el embarazo, no se sabe muy bien si el origen es psicológico (un deseo de llamar la atención de la gente que nos rodea, necesidad de cariño en un determinado momento...) o bien si responde a una necesidad verdadera de la mamá y el bebé para conseguir un desarrollo fisiológico óptimo.

Por ejemplo en América Latina, el fenómeno de Pica (apetito ansioso por productos como hielo, tierra, cal... o cualquier sustancia no considerada alimento) es muy frecuente. Se piensa que se debe a déficit de algún micronutriente como puede ser zinc, magnesio, manganeso e incluso puede ser debido a una anemia.

Esto nos hace pensar que en países como en España, en los que en principio no existen alteraciones nutricionales en la población, puede que también los antojos se puedan asociar a algún déficit de micro o macronutrientes en esta etapa. Debemos de tener en cuenta que somos responsables de la formación y crecimiento dentro de nosotras de una vida, y eso requiere mucho desgaste y mucha energía.

Los causantes de los antojos pueden ser las hormonas típicas del embarazo, o incluso el hecho de que consumir algunos alimentos crea una respuesta corporal para reducir algunos síntomas típicos (nauseas y vómitos)

Algunos ejemplos son: 
Deseo de comer chocolate: déficit vitamina B, magnesio
Deseo de comer carne roja: déficit de proteínas.
Deseo de dulce en la madrugada: hipoglucemia, han pasado muchas horas desde la última ingesta.
Deseo de fritos: Déficit de ácidos grasos, o de vitaminas A,D,E,K (liposolubles)
Hielo, cítricos: calma la sensación nauseosa.

Para reducir los antojos podemos:

1. Desayunar bien cada mañana. Saltarse el desayuno puede aumentar tus antojos (hipoglucemia)
2. Ejercicio. Practicar algún tipo de actividad física reduce la ansiedad y mejora el estado emocional al segregar endorfinas,nos encontramos mejor.
3. Apoyo emocional. Déjate querer y abrazar.
4. Buen humor. Que el hecho de tener antojos no te suponga más ansiedad, aprender a relativizar lo que nos pasa nos va a ayudar.
5. Antojos más sanos. Intenta sustituir los alimentos calóricos por otros más bajos en calorías como el helado por helado de yogur y los dulces por fruta fresca.

"Las emociones que acompañan al embarazo pueden hacer que quieras usar la comida para calmarte, cuando en realidad lo que necesitas es un abrazo"

Un saludo, Sara.

martes, 23 de octubre de 2012

El dolor en el parto como mecanismo protector.

La respuesta fisiológica al dolor es la de proteger al cuerpo de cualquier daño.
El parto se considera un proceso fisiológico paradógico, ya que por definición ningún proceso dentro de la fisiología tiene que doler; pero, salvo en escasas excepciones, el parto duele.
El dolor en el parto tiene dos orígenes:

  •     Físico : 
    CUELLO UTERINO (al dilatarse)
      ÚTERO (al contraerse)
        LIGAMENTOS, MÚSCULOS DEL SUELO PÉLVICO (al    expanderse)
          LABIOS MAYORES, MENORES, VULVA (al abrirse)
            COMPRESIÓN DE LOS NERVIOS DEL PLEXO LUMBOSACRO

                • Cerebral: es la parte afectiva, emocional, donde se almacenan nuestras experiencias, recuerdos,expectativas...
                 Los estímulos periféricos (físicos) activan a los centrales (cerebrales), y el conjunto da vida a la vivencia individual del dolor.

                Pero la principal característica del dolor en el parto es el RITMO. Aparece una alternancia entre dolor y no dolor, acción y pausa, contracción y expansión, aceleración y ralentización, malestar y bienestar. Es como el oleaje del mar.
                Es en esta alternancia donde reside el secreto de la posibilidad de una analgesia natural.

                Es un dolor intermitente con una dinámica individual, regulada por las necesidades de la mamá y el bebé.

                El MOVIMIENTO es una de nuestras armas, parir en movimiento hace el proceso mucho menos doloroso, más simple, armonioso. Podríamos decir que el dolor es el coreógrafo de un baile, que es el parto, y nos dirige a las mujeres que somos las primeras bailarinas.

                Debemos de escuchar a nuestro cuerpo, confiar en él y en nuestra capacidad de parir; movernos y adaptar aquellas posturas en las que el dolor es menos intenso, se alivia; así protegemos nuestros tejidos, nuestro cuerpo, abrimos diámetros mayores para el paso de nuestro bebé a través nuestro; y protegemos al bebé de adoptar malas posturas y la excesiva presión sobre la cabeza, y así disminuimos el estrés y el riesgo de sufrimiento fetal.



                Un saludo, Sara.
                www.matronamadrid.com

                martes, 16 de octubre de 2012

                La interpretación del dolor del parto es cultural


                En aquellas sociedades en estrecho contacto con la naturaleza, que aceptan con normalidad el proceso de la vida y la muerte, incluso el sufrimiento que nos producen determinadas situaciones; muchas veces tiene para los varones rituales de iniciación o hazañas heróicas, en guerras o batallas en las que el dolor y el riesgo de muerte están implícitos y son aceptados; el hombre se prepara, se hace con sus herramientas y se pone a prueba con la finalidad de salir ganador y triunfante.
                En estas sociedades el parto se denomina algo así como la “guerra de las mujeres”, porque al igual que su compañero masculino, la mujer se prepara con sus herramientas, parecen armadas cual guerreras, con la meta en mente y dispuestas a dar a luz a su bebé. Y a menudo la mujer de parto se separa del grupo para enfrentarse sóla o bien acompañada de otras mujeres, con sus herramientas personales al proceso de parir.

                En nuestra cultura tenemos el peso del castigo bíblico, ese “parirás con dolor” como penitencia por ser una mujer pecadora. 
                Vivimos en una sociedad en la que tenemos que seguir el ritmo, no hay sitio para los aspectos irracionales, donde el tiempo tiene un propósito económico, donde la paciencia no está de moda.

                Cuando entendamos que el dolor en el parto no es una condena, sino un don, ya que cada contracción ayuda a dar vida y lleva a la mujer al cumplimiento de su máximo deseo: su hijo.

                Podemos y debemos aprender de las culturas que desde nuestra prepotencia consideramos inferiores, ellos usan rituales o ceremonias prenatales, con la finalidad de ayudar a la mujer en el proceso. Usan el canto, el sonidos rítmicos que favorecen entrar en trance, lectura de poesía, estimulación de los sentidos mediante olores, imágenes o sonidos. Todo esto se ha visto que produce la apertura y la actividad del hemisferio derecho, la que controla la creatividad y gobierna el parto.


                Un saludo, Sara.
                www.matronamadrid.com

                miércoles, 10 de octubre de 2012

                ¿Por qué el parto no va...?

                Existen muchos factores para que un parto no vaya bien, no progrese.

                Uno de los más importantes es el factor psicológico, los miedos y la ansiedad ya sea causada por el parto o por el futuro que nos espera (el cambio de rol, la nueva maternidad, la crianza...) son capaces de producir bloqueos. Tenemos que "trabajarnos" antes, ya que el momento del parto no es lugar ni ocasión para terapias.
                Hace poco me ocurrió con una pareja a los que acompañaba en el parto: ella estaba bloqueada, pasiva en su parto, parecía una niña, y no esa loba que suele salir cuando una mujer está pariendo... El parto no iba, y fue decir "nos vamos al hospital, por parto estacionado y agotamiento materno" y ella no se lo pensó dos veces. Yo creo que realmente no estaba convencida del parto en el domicilio, y se encontraba más segura en el hospital. Fue un parto largo, pero respetado, sin epidural y vaginal esopntáneo.

                Otro de los factores a reseñar es la posición del bebé, podemos diagnosticar mediante maniobras de Leopold antes del parto, y como matronas recomendar a la mamá adoptar posturas que ayuden al bebé a colocarse en anterior. Y si no el parto, cuando la mujer sufre un parto denominado de "riñones".
                En posición posterior, el bebé no apoya la coronilla sobre el cuello uterino lo que junto a las contracciones ayudan a la dilatación; además al presentar diametros mayores, el encajamiento es mucho más dificultoso. Si nos mantenemos activas en el parto, escuchamos a nuestro cuerpo, y nos movemos hacia aquellas posiciones que por lo general alivian el dolor, ayudaremos al bebé a girarse a la posición anterior durante el trabajo de parto.

                Algo no poco frecuente es la confusión de los pródromos de parto con un trabajo de parto activo.
                La palabra pródromo, significa predecesor de un evento, y ésto engloba todos los signos y síntomas que anuncian la proximidad del comienzo de un parto, pero éstas contracciones preparatorias, pérdida del tapón mucoso, entre otras; lo único que indican es qeu el parto puede iniciarse en horas e incluso en días o semanas...
                Es lo que más de uno hemos oído, aquellas historietas de partos que nos contaban : "Hija, mi parto duró tres días". Pues no señora, usted tuvo unos pródromos o preparto como una campeona para después iniciarse el parto...
                Pero lo malo es que no sólo lo confunden los futuros papás, sino que también los profesionales podemos meter la gamba; y las consecuencias entonces son desastrosas: agotamiento materno, hundimiento emocional, sensación por parte de la mujer que no es capaz de parir; cuando lo que ocurre verdaderamente es que el parto no ha comenzado aún; y la pareja se mete en el "rollo parto" y éste jamás llega. Bueno sí, si lo dejamos evolucionar al final se pondrá de parto; pero si decide ir al parir en el hospital a más de uno se le irá la mano para darle una "ayudita" a ese mal diagnosticado parto.

                Un saludo, Sara.
                www.matronamadrid.com

                domingo, 23 de septiembre de 2012

                TALLER: LA IMPORTANCIA DEL ACOMPAÑAMIENTO

                El taller es un intensivo de dos horas de duración en la que he intentado resumir aquellas estrategias que ayude a las parejas a  enfrentarse a una situación tan especial e intensa con menos temores.

                Se abarcaran temas tales como la respiración, la relajación, el masaje, el parto en movimiento....
                Así como los pros y los contras de las diferentes formas y maneras de parir, de realizar pujos.

                Es eminentemente práctico y los protagonistas son las mamás y sus parejas, donde encontraran un espacio para compartir dudas, temores, alegrias con otros que compartiran la misma experiencia.

                LUGAR: CENTRO DE PILATES TOLEDO90
                FECHA: 5 OCTUBRE 18-20
                PRECIO: 20 EUROS POR PAREJA

                MÁS INFO: saramatrona@gmail.com

                jueves, 13 de septiembre de 2012

                Alteraciones en la piel durante el embarazo. Cambios en la pigmentación.


                Linea alba (Linea nigra) .

                Durante el embarazo se da una  hiperpigmentación que se atribuye a los estrógenos y gestágenos maternos al principio de la gestación, y a la actividad placentaria el resto del tiempo. En este aumento de la pigmentación interviene la melanogénesis, cuya enzima fundamental es la tirosinasa. La actividad de esta enzima está mediada por la hormona estimulante del melanocito y por las hormonas sexuales, aumentadas durante la gestación.
                Algunas mujeres notan el incremento del tamaño, del número y de la pigmentación de sus lunares, de las pecas o cualquier mancha que se tuviera antes de quedarse embarazada. 

                Hacia el tercer mes de embarazo los pezones, las areolas, la vulva y la línea media abdominal, que va desde el pubis hasta el ombligo (línea alba), se oscurecen. La línea alba llega a adquirir un color marrón más o menos oscuro, por lo que pasa a denominarse línea nigra . Hacia el quinto mes aparece una ampliación del diámetro de la pigmentación de la areola mamaria que se denomina areola secundaria . La hiperpigmentación puede extenderse al periné, ano y superficie interna de los muslos. Después del parto, la intensidad de la pigmentación disminuye hasta alcanzar el color previo.

                Melasma o Cloasma gravídico.

                Es una hiperpigmentación que se manifiesta como máculas (manchas planas) irregulares, simétricas, bien delimitadas, distribuidas en la frente, las mejillas, el labio superior  y el mentón. Aparece entre el 15% y el 75% de las embarazadas, en especial las de piel oscura, aunque la intensidad de la pigmentación no es proporcional a la intensidad de la pigmentación general de la piel. 
                El mecanismo de producción es un exceso de melanina en la epidermis (en la mayoría de los casos) , en la dermis  o en ambas; determinado por una serie de factores hormonales, genéticos y ambientales.

                El predominio del melasma en las mujeres, y la alta incidencia en las embarazadas, en las que toman anticonceptivos orales o terapia hormonal sustitutiva de la menopausia, confirma la existencia de un estímulo hormonal básico. 
                De todas maneras además del factor hormonal es indispensable la exposición de la mujer a rayos ultravioleta.
                Es fundamental la protección de la piel en cualquier momento de la vida, pero es interesante hacer hincapié en este en concreto ya que una vez instaurada la pigmentación, su eliminación es difícil y depende de la profundidad de la piel en la que se encuentra el exceso de melanocitos. 
                Si es superficial o epidérmico, el resultado es mejor que si está situado en la dermis y es profundo. 

                En su tratamiento se consideran en primer lugar los medicamentos blanqueantes, como la hidroquinona al 2-4% y el ácido azelaico al 20%, que actúan directamente sobre el melanocito, y el ácido kójico y el ácido ascórbico, que intervienen en la formación de melanina. Estos productos a menudo se asocian entre sí para potenciar su acción, o con tretinoía, ácido glicólico e hidrocortisona, que favorecen su penetración y, por tanto, su eficacia. En segundo lugar se encuentran los peelings o exfoliaciones químicas, como los de ácido glicólico, ácido tricloroacético o fenol, y el láser. Entre sus efectos secundarios se encuentra la hiperpigmentación, por lo que el problema puede agravarse en lugar de mejorar. El riesgo de que esto suceda es mayor cuanto más oscura es la piel de la paciente. Todos estos tratamientos se desaconsejan durante el embarazo.

                Lo más importante para el éxito del tratamiento es la fotoprotección, evitando el sol directo y usando fotoprotectores de factor de protección elevado (>30) y amplio espectro (UVA y UVB), durante el embarazo y durante y después de los tratamientos comentados. 

                También vienen bien los maquillajes con factor de protección, ya que  logran la doble función de proporcionar camuflaje y protección solar de tipo físico. Estas medidas de fotoprotección constituyen la única terapia recomendada durante el embarazo, ya que no se ha demostrado la inocuidad de los otros tratamientos.


                Un saludo, Sara.
                www.matronamadrid.com