lunes, 30 de enero de 2012

Parto orgásmico. Mito o realidad.

Hace tiempo que tenía pendiente escribir esta entrada. esto viene al hilo de un libro que me regaló mi hermana estas Navidades: “Pariremos con placer”. La verdad es que el título, cuanto menos, promete; y sobretodo es muy llamativo para aquellas mujeres que no han parido aún o bien han tenido una mala experiencia en sus partos.
Este es el caso de mi hermana y el mío. 
Resumiendo un poco en líneas generales, el tema central del libro gira en torno a la represión femenina, y cómo esta es la responsable de que el orgasmo uterino se haya abolido, y como consecuencia nuestros partos son muy dolorosos. 
En el libro se afirma que todas las mujeres deberían ser capaces de parir, no sólo sin dolor, sino sumidas en un intenso placer; siempre que sean capaces de librarse de la inhibición de nuestras pulsiones sexuales.
Sinceramente pienso que ese libro, si no es leído por una mente crítica, puede hacer mucho daño; realmente creo que se mezclan churras con merinas...
Bien, por un lado, es fundamental librarnos de las represiones sexuales, que culturalmente nos han inculcado. Y creo que eso va cambiando, poco a poco; pero ya podemos hablar libremente de masturbación femenina, placer, orgasmos, conocimiento de nuestro cuerpo y el de nuestra pareja... Y eso sin duda es muy importante.
Pero no nos engañemos, fisiológicamente el parto duele (como regla general). Y duele porque el utero se contrae de manera violenta, tan fuerte como para ser capaz de expulsar al exterior un bebé. El cuello uterino, se dilata, se producen pequeñas laceraciones, isquemia, rotura de vasos. y anatómicamente son zonas muy inervadas, con terminaciones para captar esos estímulos y cambios e interpretarlos como dolorosos.
Se trata de un dolor intermitente: dolor-pausa, contracción-relajación, malestar-bienestar.
Resulta más claro si consideramos al parto un proceso fisiológico paradójico de compensación. El parto representa un ataque a la integridad de la mujer. Para dar vida a otra criatura,la mujer tiene que ir en contra de su propio cuerpo.
Yo creo que lo realmente importante es que la  mujer lo vea como una prueba de superación, de amor infinito hacia su hij@, es un privilegio, una oportunidad y no como un castigo, como nos lo han vendido durante tantos siglos desde la óptica de la religión “parirás con dolor”, por mala y pecadora....
Se piensa que entre un 7-14% de los partos pueden ser indoloros, en la sociedad occidental. Corresponde, se cree, a personas que se sumergen con facilidad en un estado de hipnosis; aunque no ha sido probado. Lo que si se ha visto es que el parto se agiliza en estado de alteración de conciencia o mediante la capacidad de abandono.
En mi experiencia sólo lo he visto en dos casos. Uno de ellos se trataba de una mujer que deseaba la epidural,la pedía a gritos. Pero ese día, partos estaba lleno. No quedaba ninguna sala de dilatación libre, y los anestesistas se negaban a poner la epidural en los paritorios. Ella estaba desesperada, y la pareja desencajada. Pero no podíamos hacer otra cosa, que ofrecerle mi acompañamiento como matrona. estaba hiperventilando, gritaba “no voy a poder, yo no me he preparado para esto!!!!” De repente entre contracciones cerró los ojos, parecía que estaba dormida; pero no. Continuaba teniendo contracciones, porque se registraban y su respiracion era más profunda; pero ya no gritaba, ni se retorcía Estaba relajada. Cuando llegó el momento sólo giró un poco la pelvis, abrió las piernas y sin abrir los ojos, con una voz pausada dijo “ya viene” y el bebé salio. No hubo gritos, ni muecas de dolor. Ella había aceptado la situación y se había dejado llevar. No parecía que había habido dolor, pero no hubo orgasmo.
Los partos orgásmicos están documentados, yo los he visto en un video “orgasmic birth”, muy bueno; pero no es la generalidad. Y por mucho que nos entrenemos la inmensa mayoría de las mujeres no tendremos orgasmos en nuestros partos; por lo que escribir sobre ellos es como hablar de una pequeña peculariedad que ocurre en la naturaleza.
Un saludo, Sara.

viernes, 27 de enero de 2012

Cuando el bebé continúa de nalgas

Hablabamos de qué podíamos hacer si nuestro bebé se encontraba de nalgas en la semana 35-37, algunas acciones que demostraban su eficacia y estaban respaldadas por comunidades científicas; incluso algunos ginecólogos hacen versiones externas con mucho éxito.

¿Por qué algunos no lo hacen?

Hay otros factores que también inciden en que el niño no pueda girar y se quede sentado en el útero: 
Un cordón umbilical demasiado corto o anudado al cuerpo o al cuello del bebé. Es una de las causas más habituales que impiden la voltereta.Un embarazo gemelar. La falta de espacio puede hacer que ninguno de ellos se voltee o que sólo uno lo consiga.
Una carencia importante o un exceso de líquido amniótico. La escasez de líquido dificulta sus movimientos, mientras que una gran cantidad le hace intuir que aún no ha llegado el momento del parto, y no tiene prisa por colocarse.
Una implantación incorrecta de la placenta, entre ellas la placenta previa.
Problemas uterinos como el útero bicorne (dividido en dos zonas) o los miomas. A veces éstos crecen tanto que restan espacio al niño y le impiden girar.
Malformaciones fetales como espina bífida, hidrocefalia, riñones poliquísticos, etc. Y alteraciones cromosómicas como el síndrome de Down. Pero, todo hay que decirlo, la gran mayoría de las veces no existe ningún factor que justifique esta postura.
 Pero que pasa cuando no se giran?
En nuestro medio, si eres primigesta se programa cesárea electiva casi en la totalidad de centros, tanto públicos como privados. Sin embargo, si eres multipara en algunos centros públicos (que son los que yo conozco), tras haber aceptado un consentimiento informado se intenta parto vaginal, siempre que la mujer lo desee.

Cuando yo me formé como matrona, en nuestro programa EIR, redactado por el Ministerio de Sanidad; uno de los requisitos para titularte era hacer partos de nalgas. La realidad es que en los hospitales los hace el ginecólogo, se consideran “partos de riesgo”... Yo en mi experiencia en el hospital, pude hacer uno: era un gran prematuro, y su mamá llegó a partos en expulsivo, así que no dio tiempo a que llegara el gine. No fue muy complicado, pero el pequeño tamaño del bebé ayudó mucho. Luego conocemos bien la teoría, y he tenido la suerte de ver hacer partos de nalgas a unos profesionales con un tacto exquisito; y también, como en cualquier paritorio, los he visto horribles...
Sé que hay matronas que realizan partos de nalgas en domicilio, y algún ginecólogo que también lo hace en casa. 

Yo he buscado información, y veamos que dicen algunos que saben:
Cochrane: La cesárea programada en comparación con el parto vaginal programado redujo la muerte perinatal o neonatal o la morbilidad neonatal grave para la presentación podálica del feto único a término, a costa de un cierto aumento de la morbilidad materna. Se dispone de información limitada sobre las consecuencias a largo plazo de la cesárea, como las funciones reproductivas y el ajuste emocional. En otras revisiones se analiza la opción de la versión cefálica externa. Los datos de esta revisión no se pueden generalizar a los ámbitos donde las mujeres tienen el trabajo de parto y el parto en sus casas, donde la cesárea no es de fácil acceso o donde los métodos de parto en presentación podálica difieren en forma sustancial de los protocolos clínicos de parto que se utilizaron en los estudios clínicos incluidos en esta revisión. Esta revisión proporcionará información para la toma de decisiones individualizada relativa al parto en presentación podálica.

La Sociedad Canadiense de Obstetricia y Ginecología ha revisado sus protocolos y ya no recomiendan la cesárea electiva para los bebés que vienen de nalgas. En vez de ello recomiendan una ecografía detallada previa al parto que detecta en que casos puede haber problemas con el cordón que hagan necesaria una cesárea, y que se opte por el parto vaginal en el resto. También se recomienda que los obstetras vuelvan a aprender como atender partos de nalgas.
La mortalidad fetal global de un parto de nalgas es 25,4% mientras que en otras presentaciones está en un 2,6%.; esta diferencia tan grande de porcentajes tiene un sesgo (no es real), ya que la causa determinante de mayor mortalidad fetal no sólo es debida a la vía de parto elegida, sino que muchos casos de las presentaciones de nalgas se deben a grandes prematuros, malformaciones fetales (hidrocefalia), porque existe un riesgo de prolapso de cordon mayor; factores que intrínsecamanente llevan asociado un aumento de muertes fetales.
 En cuanto al parto en sí, existe riesgo de atrapamiento cefálico, que puede ser letal si el profesional que atiende el parto no sabe manejar. Puede ocurrir extensión de los brazos, lo que aumenta considerablemente el diámetro fetal y dificulta su extracción de la pelvis materna...
He intentado recoger lo más objetivamente, los pros y contras del parto fetal. Y sinceramente creo que con conocimiento de la información disponible debería ser la mujer que decida que tipo de parto tener; aunque para ello haga falta que los profesionales (matronas y gines) nos pongamos las pilas en dicha formación.
 Un saludo, Sara.

martes, 24 de enero de 2012

Cuando el bebé está sentado


Me acabo de leer un artículo hecho por matronas, sobre la moxibustión como tratamiento para la malposición fetal.
Para las que como yo, hasta que me metí en el mundo de la matronería, el palabro moxibustión les suene muy mal, explicar que se trata de una técnica dentro de la medicina china, que consiste en quemar una hierba (artemisa vulgaris) cerca de la piel, y que aplicada cerca del dedo pequeño del pie, puede ayudar a voltear al bebé que se encuentra de nalgas.
En el artículo hablan de una incidencia de la presentación fetal podálica en España del 3,8%, un porcentaje nada desdeñable. En el estudio ven los resultados de aplicar esta técnica, y la identificación de posibles complicaciones materno-fetales. Es curioso como las propias matronas entrenadas en esta técnica, explicaban a las gestantes y parejas como realizarla en su casa. Consiguieron un 77,85 de éxito, con una técnica barata, sin efectos secundarios, que no interfiere con la versión espontánea del feto y puede ser aplicada por la propia mujer. Es verdad que el estudio tiene una muestra limitada de sujetos, pero es muy interesante. Os pongo la referencia:
La Cochrane hace otra revisión bibliográfica sobre el mismo tema, en ella concluyen lo siguiente: “Las pruebas limitadas indican que la moxibustión puede ser útil para que los fetos cambien de presentación podálica (las nalgas primero) a presentación cefálica (la cabeza primero) antes del trabajo de parto.
La presentación podálica es frecuente en los fetos en el segundo trimestre del embarazo y, aunque muchos fetos cambiarán por sí mismos antes del inicio del trabajo de parto, algunos no lo harán. Un feto que venga de nalgas puede tener más dificultades para nacer y con frecuencia se sugiere una operación cesárea. .... La revisión encontró que la moxibustión puede ayudar a corregir la presentación podálica, pero los estudios fueron pequeños. Se necesitan más pruebas con respecto a los beneficios y la seguridad de la moxibustión.”  Coyle ME, Smith CA, Peat B. Versión cefálica con moxibustión para la presentación podálica (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).
Buscando un poco en la bibliografía he encontrado otras técnicas para voltear al bebé, que pueden ser tomadas muy en serio, previa a la indicación de cesarea. Algunas suenan muy raro, pero realmente no son nada invasivas, y como no tenemos nada que perder yo, como matrona, sugiero ¿y por qué no probarlas? Resumiendolas estas son:
*Visualizar la postura correcta del bebé .- Visualización de la cabeza del bebé moviéndose hacia abajo, entrando profundamente en su pelvis. Hablar con nuestro bebé y decirle que así nos gustaría que se pusiera. Lo podemos hacer con técnicas de meditación o simplemente tomandonos un rato de intimidad.Lo podemos hacer también cuando realizamos las posturas que voy a explicar.
*Invertida sobre el abdomen: Consiste en situar la cabeza por debajo del nivel de la pelvis: la madre se puede poner de rodillas, con brazos y manos apoyados en el suelo. Para estar más cómoda se colocan unos cojines gruesos bajo la barriga.  También sirve apoyar la pelvis sobre una cama baja y asomarte a un lado de ésta o ponerse en unas escaleras con las manos más bajas que las rodillas. Hay que procurar dejar todo el espacio posible al bebé para moverse, con las rodillas bien separadas, de modo que no presionen el abdomen, e intentar mover la pelvis para animar al feto a que cambie de posición: los movimientos de balanceo y los giros son buenos. Aunque quizá no sea ésta precisamente la postura que usarías para relajarte, cuando estés razonablemente cómoda relájate y respira lenta y profundamente, aflojando los músculos abdominales con cada espiración de modo que el aire llegue hasta la pelvis.
*Invertida sobre la espalda: La madre se tumba boca arriba con las rodillas flexionadas y unos cojines gruesos debajo de la pelvis para elevarla. También se puede situar en el suelo, cerca de un sofá o silla, colocando las piernas encima del asiento. Si es necesario se puede poner un cojín bajo la cabeza para estar más cómoda. Otra opción es tumbarse en una superficie inclinada, como en una tabla de planchar, con la cabeza más baja que la pelvis. Estas posturas es mejor hacerlas con el estómago vacío 
*Postura de Yoga: El gato: 
1.Colocarse de rodillas apoyada en las manos con los dedos totalmente extendidos y la espalda plana e inspirar
2. Al exhalar, apoyar bien las manos y arquear la espalda metiendo el cóxis y acercando la barbilla al pecho, imitando a un gato cuando se eriza.
3.Inhalar, arquear la espalda hacia abajo,  levantando la cabeza y subiendo las nalgas. 
4. Repetir esta secuencia al ritmo de la respiración durante un rato.
Todas estas posiciones se pueden ir alternando,  manteniéndolas durante 15-20 minutos cada una, colocándonos en una de ellas cada 2 o 3 horas. Es mejor realizarlas cuando el bebé esté despierto y activo. Se puede tomar un zumo o algo dulce unos minutos antes de hacer el ejercicio, ya que esto estimulará al bebé a moverse más.
*Pelota de pilates o dilatacion .- El estar sentada en una pelota de dilatacion ayuda a tener una pelvis amplia para que el bebé pueda girarse. Puede usarse durante 30 minutos. * Natación.- Ayuda mucho el nadar con una tabla de flotación para que el utero descanse libremente y el bebé tenga mucho espacio y poca resistencia con la gravedad para girarse. 

*Gatear: Caminar a cuatro patas es una buena manera de ayudar a girarse al bebé, aunque es recomendable que se haga sobre superficies blandas, como alfombras o esterillas o que la madre lleve protección para rodillas y manos, pues con el peso extra puede hacerse daño.

Remedios de la abuela:
*Música para el bebé .- Utilice unos cascos de CD/iPod ( auriculares )y coloquelos dentro de los pantalones de la madre hacia el hueso del pubis y ponga música clásica unos 10 minutos de 6 a 8 veces al día.

* Estimulo luminoso.-- trate de mover el haz de luz de la linterna despacio desde la parte superior del útero hacia el hueso del pubis mientras se encuentra en la posición de inclinación de nalgas.

* Masaje en el abdomen.- Empiece poniendo su mano izquierda en la parte inferior del abdomen y la mano derecha justo por encima de la izquierda. Mueve las manos en la dirección de la agujas del reloj sobre la parte derecha de su tripa. A la que su mano derecha llega a la parte superior del abdomen, deslice la mano izquierda sobre su mano derecha y muévala hacia abajo por el lado izquierda de su tripa. Su mano derecha ira la primera a la que hace un círculo completo, siempre en la dirección de las agujas del reloj. Haga el masaje suavemente como si se estuviera dando crema, durante 10 minutos o más, unas cuantas veces al día.

* Acupuntura ligera.- Existen 2 puntos de acupuntura que nos pueden ayudar

1.-Ponga una pinza en el dedo meñique de cada pie en la esquina exterior de la uña, de lado, de forma que la uña y la yema del dedo estén estimulados durante 30 minutos al día. Este es un punto de acupuntura relacionado con "moverse hacia abajo". También se puede hacer ejerciendo presión con los dedos en el mismo punto.

2.- Pulsera para el mareo- se debe colocar con una cuenta a unos cuatro dedos por encima del hueso interior del tobillo- otro punto de acupuntura utilizado para la estimulación del útero. No se debe utilizar este punto si se esta teniendo cualquier síntoma de parto a prematuro.


* Estimulando con azucar al bebé .- Bebase un vaso de zumo de naranja o otro tipo de fruta- después de tomarse el zumo, túmbese de lado con las caderas mas altas que los pies. Los bebés se mueven mas después de haber tomado algo con mucho azúcar.

*. Estimulo frio.- Inclinando la pelvis- con el estomago vacío, coloque una bolsa de hielo encima de su tripa, 10 minutos dos veces al día. Haga esto mientras esté tumbada con la espalda en el suelo, las rodillas flexionadas y los pies en el suelo con tres almohadas grandes debajo de la pelvis.
    Métodos realizados por el ginecólogo:
    Versión Cefálica externa: La versión cefálica externa permite una disminución importante en la tasa de cesáreas, con los beneficios que ello conlleva para la madre y el hijo; de ahí que esta maniobra esté recomendada por numerosas sociedades médicas.  Es un método sencillo, eficaz y seguro que permite aumentar la tasa de parto vaginal en presentación cefálica cuando inicialmente ésta es podálica. Sin embargo,no está exento de riesgos y complicaciones que,aunque infrecuentes, pueden ser graves. Por este motivo,la maniobra siempre debe ser realizada por un ginecólogo experto, y hay que estar preparado para la
    realización de una cesárea urgente en caso de posibles complicaciones.

    Un saludo, Sara.

    jueves, 19 de enero de 2012

    La odisea de la vida.



    Os animo a que le dediquéis los 15 minutos que dura la reproducción. La música acompaña perfectamente a los gráficos.
    Ilustra tan bien la fecundación, el crecimiento intrauterino, todo.
    Sinceramente creo que es uno de los mejor hechos que he visto. Ya me direis....
    Un saludo, Sara.

    domingo, 15 de enero de 2012

    EJERCICIO EN EL EMBARAZO

    Hasta hace no mucho, el embarazo se consideraba una enfermedad, y si la situación económica de la mujer lo permitía; ésta se tiraba los nueve meses en una reposo relativo-absoluto; sin ninguna base científica.
    Incluso ahora, en las amenazas de aborto del primer trimestre, se está replanteando la efectividad del reposo absoluto en el mantenimiento de la gestación.
    Posteriores estudios, demostraron que el ejercicio controlado no sólo era inocuo para la mujer, sino que le reportaba múltiples beneficios a ella, al feto, mejoraban la respuesta del organismo al parto,  y la recuperación postparto era más llevadera.
    Entonces se ponía énfasis en la natación y en el caminar 20-30 minutos al día, sin duda son ejercicios aeróbicos de bajo impacto bastante seguros si se practican de forma regular y evitando intensidades elevadas. Es muy recomendable practicarlos con una frecuencia de 3-4 veces por semana, para conseguir un aumento de la resistencia, de la capacidad cardiovascular y respiratoria; pero no trabajan de manera específica en los cambios del cuerpo de la mujer embarazada. Es decir estos ejercicios son buenos para todo el mundo, y no sólo durante la gestación.
    En los últimos tiempos se han ido incorporando ejercicios que trabajan específicamente el suelo pélvico, haciendo a la mujer consciente de los músculos que lo componen, le enseñan a moverse, mantienen la postura. Estas nuevas disciplinas incorporadas en la época prenatal, van a intentar paliar las molestias secundarias a los cambios corporales de la gestante (lumbalgias, estreñimiento, insominio, dolores articulares....), es decir es un trabajo mucho más global y más específico; que se puede combinar con el ejercicio aeróbico que antes mencionado. 
    Me estoy refiriendo al Pilates prenatal, yoga para embarazadas, danza del vientre,
    aqua-gym, siempre coordinados por una matrona; o profesional cualificado para el manejo de los cambios y peculiaridades de una mujer embarazada, trimestre a trimestre.
    Las ventajas de hacer ejercicio durante el embarazo son muchas:
    Incrementa la autoestima minimizando la depresión y la ansiedad
    Ayuda a mantener un ritmo de aumento de peso adecuado
    Mejora la condición cardiovascular y muscular.
    Favorece la corrección postural.
    Disminuye las molestias digestivas
    Reduce el malestar relacionado con el embarazo: aumento de peso y volumen, menor coordinación, apatía
    Aumenta el bienestar psicológico.
    La recuperación tras el parto es más rápida
    Se acelera la recuperación del peso anterior al embarazo
    Incrementa tus niveles de energía y de bienestar
    Mejora la calidad del sueño
    Sirve como entrenamiento para el parto
    En Pilates se usan pelotas grandes para ejercitar todo el cuerpo. La esferodinamia tiene las siguientes propiedades:
    Sentada en una de estas esferas, las caderas quedan más altas que las rodillas y la pelvis se coloca en una posición que facilita la acomodación del bebé en la posición óptima para el nacimiento.

    La elasticidad de las pelotas absorbe el impacto del peso, previniendo o aliviando los dolores de espalda. Al ser inestables por su forma, estimulan el tono muscular para mantener alineada la columna y el cuerpo en equilibrio, ejercitando una postura favorable también para la época de lactancia.

    Haciendo pequeños movimientos de rotación se moviliza la pelvis y la cintura, aliviando la tensión lumbar y de las articulaciones sacroilíacas.

    Al estar sentada sobre la pelota, se pueden practicar fácilmente los ejercicios kegel.

    El periné es una de las zonas que más atención requieren en la mujer embarazada ya que tener control conciente de estos músculos ayudará a su relajación en el período expulsivo del parto y a una buena recuperación de su tonicidad en el puerperio.

    En el trabajo de parto

    Durante el trabajo de parto, permanecer sentada sobre esta pelota es mucho más cómodo que usar un asiento duro, la cama o el suelo, permitiendo moverse o cambiar de posición más fácilmente, irguiéndose o reclinándose hacia adelante, buscando un apoyo para brazos y cabeza mientras la gravedad favorece el descenso del bebé y el flujo de sangre hacia la placenta, para su óptima oxigenación.

    Al no tener respaldo permite que se pueda masajear la espalda y la cintura, lo cual ayuda a la relajación entre las contracciones durante el período de dilatación del trabajo de parto.

    jueves, 5 de enero de 2012

    Sobre respiraciones en el parto, que lío!!!!


    Aún recuerdo las clases de preparación al parto a las que asistí en mi primer embarazo, lo que más lío y confusión me creaba era la explicación de las respiraciones.
    No logré memorizar cuantas había, pero es que no eran una ni dos: las había para el principio (hasta que estás de 4cm), para el medio, por si te ponen oxitocina, para cuando quieres empujar y el gine o la matrona no te lo permiten, para cuando la contracción es espontánea y está en el pico máximo..... Parecía que estaba todo muy controlado, te dirigían la forma de respirar, la cantidad de aire que tomar o soltar en cada momento concreto del parto....  Vamos que había que hacer un máster. 
    Luego te pones de parto en casa y como no sabes de cuanto estás dilatada, te sientes perdida, te dan ganas de meterte los dedos para hacer como hace la matrona y saber de cuanto estas, para poder consultar tus apuntes y hacer la respiración nº 1, 2, 3 o yo que sé... Pero claro, una vez los dedos en la vagina, que buscamos??? Con lo cual descartas esa opción.... Y claro, por un lado te han dicho claramente que no puedes pasar de una respiración a otra hasta que no vayas avanzando en el parto; y por otro te recriminan pecar de primeriza y abusar de los servicios de urgencia cuando te has puesto de parto; te dicen“hay que esperar en casa mucho, muchísimo tiempo”. Pero claro, como todo es tan relativo. Y el agobio por estar haciendolo mal continúa....
    Mi experiencia en el otro lado, como matrona en paritorio, es muy graciosa... Mi labor es la de ,una vez que te presentas, le dices a la mujer que respire tranquila, como el cuerpo le pida: y lo más gracioso es ver la cara de estupor de la mujer (que antes de decirte su nombre, te coge la mano desesperada y te grita “se me han olvidado las respiraciones, lo estoy haciendo todo mal!!!” , bien empezamos...) y la pareja, que muchas veces trae la libreta con los apuntes de las clases de preparación al parto, con el registro riguroso del intervalo entre contracciones, la duración de éstas y cuanto le dolía... Un trabajo de chinos... Este comportamiento, generalmente del varón ,merece la pena un capítulo a parte...
    Pero el tema es desaprender lo aprendido, todo el tiempo malgastado en aprender determinadas respiraciones dirigidas a incidir artificialmente en el estado de ánimo de la mujer; ya que está concebida para ajustar su conducta a lo que se espera de ellas.
    Las técnicas enseñadas no tienen en cuenta la relación que existe entre estado de ánimo, hormonal y respiración. Por eso no respiramos igual cuando tenemos miedo, reimos, estamos relajados, asustados,doloridos, dormidos o tenemos un orgasmo. Es el propio organismo el que, a través de nuetro sistema nervioso y hormonal, el que regula la respiración adecuada a cada circustancia.
    Las respiraciones aprendidas en muchas clases de educación maternal, dejan a la mujer agotada, y pueden desembocar en  algunas situaciones no deseables, como la hiperventilación que tiene consecuencias en la madre y el bebé.
    Así que respiremos, sin pensar en como lo hacemos; que parir es mucho más facil que todo esto.....
    Un saludo, Sara. 

    lunes, 2 de enero de 2012

    YA VIENEN LOS REYES....

    Ante todo, feliz año. Como ya queda poco para la llegada de los Reyes Magos os copio una carta a sus Majestades de una madre deseperada; creo que refleja como nos podemos sentir a veces cualquiera.
    En clave de humor, describe lo que muchas madres vivimos durante la crianza de nuestros hijos.


    Me gustaría recalcar, que la mayoría de las veces, aunque lo parezca no somos superwoman; somos más bien tontas. No somos capaces de pedir ayuda, nos echamos todo a la espalda, sin medir nuestras fuerzas. Y creo que a la larga pasa factura, tanto física como psíquicamente. Es fundamental saber organizarnos, aprender a delegar, y a buscar un ratito sólo para nosotras.... Ahí va:
    Les escribo esta carta con un lapiz rojo de mi hijo; en el dorso de un recibo, sentada al lado de la lavadora, entre lavado y lavado, y quien sabe cuando volvere a tener un poco de tiempo libre en los proximos 18 años. He sido una buena madre durante todo el año. He alimentado, aseado y cuidado a mis hijos todos los dias. He visitado al pediatra muchas mas veces de lo que he visitado a mi propio medico aun encontrandome mal. He vendido sesenta y dos papeletas de loteria de navidad del futbol de mi hijo; he cambiado cromos, comprado chuches... Llevo a mis hijos al cole, a las actividades extraescolares; les ayudo con los deberes, preparar los examenes; juego con ellos, les llevo al parque con sus amigos, a montar en bicicleta, a patinar... Recojo y ordeno su habitacion; les preparo la ropa, sus mochilas, el almuerzo para el recreo..., para que todo este listo y no les falte de nada... En fin, me esfuerzo en hacer que su vida sea lo mas feliz posible, sin problemas ni preocupaciones. Pensaba que quizas, visto que no les he pedido nunca nada, este año podrian traerme alguna cosita. Aqui tienen mis deseos: Me gustaria una barriga plana, de esas de las artistas de Hollywood; unos brazos que no dolieran y fueran lo suficientemente fuertes cmo para apartar a mi hijo del estante de las golosinas mientras hace una rabieta en medio del supermercado.  Tambien quisiera una cintura, ya que en algun sitio perdi la que tenia, alla en el septimo mes de mi ultimo embarazo. Tambien me gustarian los cristales y paredes resistentes a las huellas y a las pintadas, un rinconcito secreto donde poderme esconder para hablar por telefono.  En el aspecto practico, quisiera una muñeca que hable y que diga: "Si, mama" para ayudarme en mi autoestima como madre, asi como dos niños que no peleen, y tres pares de vaqueros que se abrochen sin necesidad de tanta fuerza... Tambien me gustaria una voz nueva, ya que mi voz parece estar fuera del alcance auditivo de mis hijos. Seria maravilloso si consiguiera que mis hijos ayudasen en casa sin necesidad de pedir un premio a cambio. Si fuera tarde para encontrar todoeso, quisiera al menos el tiempo suficiente para mi, para cepillarme los dientes, peinarme decentemente..., para maquillarme, ir de tiendas a la seccion de mujer y no solo a la de infantil... Tiempo para tener el lujo de poder sentarme y comer la comida caliente, y no fria y que tenga que comerla antes o despues de que mi familia cene. Me gustaria experimentar que se siente durmiendo una noche entera de un tiron, sin interrupciones de ninguna clase. Bueno, Queridos Reyes Magos: la alarma de la secadroa me indica que ha terminado su ciclo y mi hijo se ha dado cuenta de que estoy aqui encerrada. Creo que quiera que le devuelva su lapiz. Que tengan un buen viaje, y recuerden sacudirse el polvo de sus sandalias antes de entrar. Pueden comerse las galletas que les dejamos en la mesa, pero cuidado con echar migas en la alfombra.  Con cariño: MAMÁ  PD: ¡Ah! ..., otra cosa: pueden anular todos mis deseos con tal de que hagan que mis hijos crezcan felices, sanos y se conviertan en personas de bien.
    Un saludo, Sara