lunes, 26 de marzo de 2012

¿Cómo maman los bebés?


Últimamente ha llegado a mis manos un estudio interesante sobre la forma en la que los bebés maman. La verdad es que me quedé muy sorprendida por las conclusiones a las que se llegaba;pero cuando, tan excitada por los nuevos conocimientos, se los conté a Jorge me dijo “menudo coñazo y comedura de coco, si lo bebés maman y ya está”.
Tengo que reconocer que la entrada de hoy va a ser un poco densa, pero me parece muy revelador, sobretodo para las que nos dedicamos a asesorar en la lactancia; y muy estimulante el hecho de que se siga investigando, se descubran cosas nuevas: que muchas veces tiran por tierra lo que hasta ahora defendíamos.
Bien, podemos decir que las conclusiones de las que hablo son las siguientes:
                          El vacío tiene juega un papel importante en la extracción de la leche. 

Cuando la lengua está arriba, el vacío es mínimo: vacío basal. Cuando la mandíbula desciende, la lengua y el velo del paladar se mueven hacia abajo y el vacío empieza a aumentar. Los conductos también comienzan a expandirse. Cuando la lengua está en su punto más bajo, el vacío es máximo y la leche fluye de los conductos expandidos: vacío máximo.
 Es importante comprobar el vacío que genera un bebé que no está ganando peso. Debería evaluarse en primer lugar el sellado de los labios del bebé y en segundo lugar la fuerza de succión. Un vacío escaso podría ser indicativo de un bajo tono muscular, un paladar incompleto (incluso un espacio pequeño) o un pezón pequeño o plano. De nuevo, las tomas y extracciones frecuentes a menudo garantizan un aumento del volumen de leche y con una mayor nutrición y crecimiento el bebé gana fuerza y el problema se resuelve. Sin embargo, es importante en estos casos que la elección de métodos de alimentación alternativos se ajuste a la fuerza del bebé y a su capacidad para generar el vacío.

                         La lengua no sigue un movimiento marcadamente peristáltico. 
    La lengua se mueve con un movimiento bastante recto hacia arriba y hacia abajo y la leche no se «saca» de los conductos.
     La ausencia de acción peristáltica confirma nuestros conocimientos de que la distorsión del pezón podría ser indicativo de un problema de colocación. Puesto que la lengua no gira el pezón, debe permanecer en una forma similar a la que tenía al comienzo de la toma. Los profesionales consideran el pezón comprimido o distorsionado después de la toma como causa del dolor en el pezón y como indicativo de un problema de colocación. Debe evaluarse el paladar y la lengua para excluir anomalías como un paladar alto o arqueado o anquiloglosia(frenillo lingual). Si no se pueden resolver los casos de distorsión del pezón y/o dolor concomitante, se debe considerar el vacío intrabucal elevado como se comentó previamente.
                           No se producen hendiduras considerables en el pezón.

    El pezón no gira ni se pellizca y sigue el movimiento hacia arriba y hacia abajo de la lengua.

                     La punta del pezón no alcanza la unión de la bóveda y el velo del paladar.

    El pezón se encuentra aproximadamente a 1,3-6,9 mm de la unión bóveda y velo del paladar.antes se pensaba que era importante que se introdujera en la boca del bebé tanto pezón como fuera posible. Colocando el pezón en la unión de la bóveda y el velo del paladar y con los senos galactóforos en la boca, permitiendo así la acción de vaciado que una vez se creyó necesario para una lactancia satisfactoria. Sin embargo, la creación de vacío es fundamental para el proceso de extracción de la leche. La creación del vacío se produce anteriormente en la boca del bebé desde el sellado con el pecho. Posteriormente, el movimiento hacia abajo de la lengua y el velo del paladar crean un vacío que corresponde con la extracción de la leche. Esta acción también crea un espacio o cavidad para que la leche fluya dentro. Por consiguiente, si el pezón estuviera en la unión de la bóveda y el velo del paladar, este espacio sería limitado. En la práctica es necesario para el bebé colocar el pezón aproximadamente a 6 mm de la unión de la bóveda y el velo del paladar, de modo que se cree un espacio suficiente para permitir que la leche fluya en la boca. Sorprendentemente, aunque los pezones, los pechos y las bocas de los bebés pueden ser de todas las formas y tamaños, todos los bebés colocan el pezón aproximadamente en el mismo sitio. Esto explica la gran variación en el enganche del bebé observada en lactancias satisfactorias. De esta forma, en algunos casos puede no parecer correcto desde fuera, pero si es cómodo y se produce la ingesta adecuada de la leche, el enganche observado puede ser el óptimo para esta pareja. Algunos bebés se «alejan» del pecho, especialmente durante la eyección de la leche. Existen sensores del reflejo faríngeo en el velo del paladar y, si la punta del pezón se coloca demasiado cerca de la unión de la bóveda y el velo del paladar, estos sensores se pueden estimular. En el caso de madres con pezones grandes, sus bebés no necesitan introducir en sus bocas demasiado tejido mamario, lo que les permite espacio para recoger leche en la cavidad bucal y evitar el reflejo faríngeo. Esto podría también explicar los bebés que se retiran rápidamente en los primeros minutos, con la eyección de la leche. Debe animarse a las madres con estos bebés a que dejen a su hijo mamar, siempre que no sea doloroso. Este estilo de lactancia puede presentar una colocación superficial.
    Espero que no haya sido demasiado pesado, pero creo que es importante conocer estos pequeños detalles de la succión de un bebé.
    Un saludo, Sara. 
    www.matronamadrid.com

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario