miércoles, 18 de abril de 2012

Problemas en la lactancia:Frenillo lingual corto

Un frenillo lingual corto puede alterar la movilidad de la lengua, limitando los movimientos. Esto puede afectar a la lactancia, ya que para la succión y la deglución la lengua juega un papel principal:
  
  Extensión: agarrar e introducir el pecho en la boca durante la búsqueda

  Configuración: formación del surco para estabilizar el complejo pezón/areola

  Movimientos peristalticos (ondulantes): requieren elevación y extensión simultáneas

  Depresión: expeler y atrapar el bolo, preparación oral y fase oral de la deglución
La anquiloglosia se presenta cuando el tejido debajo de la lengua (membrana mucosa), restringe el movimiento de la lengua. En estos niños, se suele asociar el hecho de que los fernillos son más cortos con falta de flexibilidad  del mismo. Existen cuarto tipos de anquiloglosia:
Tipo 1. Clásica. Lengua anclada por membrana hasta casi la punta, se observa con claridad en forma de corazón

Tipo 2.Lengua anclada por membrana por detrás de la punta de lengua, con la elevación y extensión restringida

Tipo 3.La lengua puede parecer normal, pero funcionar mal. El frenillo es más posterior, casinormal, pero puede ser muy corto y limitar la movilidad lingual.

Tipo 4. Submucoso:anclaje fibroso, movimiento de la lengua asimétrico, paladar estrecho. El frenillo no es visible pero se puede tocar introduciendo un dedo debajo de la lengua, se observa una especie de mucosa transversal debajo de la lengua. Limita la elevación, extensión y lateralización de la lengua, especialmente la elevación en el tercio posterior de la lengua.
Las dificultades que presenta el frenillo corto para la lactancia dependerán del grado de flexibilidad, el largo de la lengua que queda libre y la flexibilidad del fondo de la boca. Aún cuando el frenillo se encuentra afianzado hasta la punta de la lengua, el niño puede lograr una
lactancia sin intervenciones si el fondo de la boca es muy flexible y permite el movimiento de la lengua, pero el niño tendrá que compensar bastante y las tomas serán cansadas y menos
eficientes. De la misma manera, algunos bebés pueden no mostrar el frenillo afianzado en cuanto a su extensión, sino que más bien corto y no les permite levantar ni extender la lengua.
En el caso concreto de la anquiloglosia tipo 4, frenillo submucoso, puede comprometer severamente la funcionalidad lingual, provocando mal agarre, dolor, deformidad y vasoespasmo en los pezones. También escasez de leche y malas ganancias de peso.
Un bebé que no recibe tratamiento para esta condición necesitará (en general) tomas más frecuentes y prolongadas que un niño sin este problema. Los niños que no reciben tratamiento para frenillo corto tienen predisposición para problemas dentales y respiratorios debido al
movimiento restringido de la lengua durante la lactancia que ayuda a abrir y separar el paladar.
Los bebés compensan el frenillo corto de varias formas. La forma más común es usar su mandíbula para incrementar la presión positiva que ejercen sobre el pecho. En este caso, la madre se queja de que el niño la muerde o mastica cuando mama. El pezón sale de la boca del niño deformado, comprimido o pellizcado como la punta de un lápiz labial nuevo, con una cresta de compresión a lo largo del pezón. El pezón puede mostrar una ampolla en la punta, incluso formando una grieta. El dolor de la madre depende del nivel de compresión del pezón y el daño a su piel. El bebé también se fatiga más fácilmente cuando usa la compresión en exceso y en casos
muy pronunciados, muestran temblores en la mandíbula debido al cansancio muscular einterrumpen la toma.
Un afianzamiento poco profundo acentúa la compresión excesiva que los niños con frenillo corto usan al mamar. Cuando el bebé no logra tomar el pecho bien adentro de su boca, su lengua es menos estable. Una lengua con poca estabilidad significa que el bebé debe ejercer más presión para sacar la leche. El dolor puede inhibir el reflejo de expulsión de la leche, y el bebé incrementa la presión para intentar obtener mas leche. Una vez que empieza a salir más leche, el bebé deja de ejercer tanta presión y la leche reduce la fricción, lubricando el pezón; ambas de estas cosas alivian temporalmente el dolor de la madre.
Otra manera muy común de compensar es usar los labios (en vez de la lengua) para lograr extraer la leche del pecho cuando el frenillo es corto o el afianzamiento es poco profundo.
Durante la toma, los labios del bebé deben mantener un sello alrededor del pecho, pero sin moverse demasiado. Si los labios están demasiado extendidos (como de pescado) el bebé puede estar usándolos para extraer leche en vez de usar la lengua. Es posible que el niño esté usando sus labios para afianzarse al pecho. Los niños con frenillo corto tienden a "soltarse" del pecho
varias veces durante la toma.

Un saludo, Sara

No hay comentarios:

Publicar un comentario