viernes, 4 de mayo de 2012

Regular el sueño del bebé

Los niños recién nacidos duermen muchas horas repartidas entre el día y la noche.
                                                                                                                                                                              Violeta
Es importante que realice siestas regulares (como dos o tres durante el día) para que no llegue agotado a la noche (¿no os ha pasado que después de un día agotador, estais tan cansados por la noche que no os podeis dormir? Pues al bebé le pasa lo mismo.) Es importante que la duración no sea más de dos o tres horas cada una, y es útil que estemos atentos a las señales de que tiene sueño, para realizar algún acto anticipatorio, siempre el mismo que le indique al bebé que va a dormir (cantarle la misma nana, mecerlo un poco...).
Por la noche es fundamental la rutina, y ya que vamos a hacerla durante mucho tiempo, tendremos que elegirla con cuidado. Lo típico funciona:
Un baño con agua tibia, darle un masaje relajante con aceite de almendras después, seguido el pecho, poner una nana o canción suave (insisto, siempre la misma), y luego mecerlo un poco, hasta que quede dormido. Le hablaremos en voz susve e intentaremos que esté expuestos al menor número de estímulos. La verdad es que los bebés suelen asociar este ritual ya a partir de la semana de haberlo aplicado.
Para que aprendan a diferenciar el día y la noche, las siestas las hará con más luz, con los mismos ruidos (si estamos viendo la tele no la apagaremos), le hablaremos con voz calmada, pero sin bajar el tono.
Y en cambio por la noche, la luz muy tenue, casi a oscuras. Intentaremos no hablarle, y si  lo hacemos que sea en voz baja...
Muchas veces resulta útil realizar un registro de sueño, donde anotamos el tiempo que dura cada siesta, como se ha dormido, la actividad que se ha realizado durante el día (si está más agitado, dormirá peor), si está enfermo, o le salen los dientes, cómo se ha despertado y la razón (hambre, pañal...). Nos sirve muchas veces para diagnosticar un posible problema en los hábitos.
Lo que no funciona es : dejarlo llorar, agotarlo durante el día con el fin de que concilie mejor, cambiarle constantemente de rutina, y no tener paciencia.
Un saludo, Sara.
    www.matronamadrid.com                                                                                                                 


1 comentario:

  1. Unos consejos muy útiles. El sueño es muy importante en los bebés como muchas otras cosas y se debe regularizar para que crezcan sanos

    ResponderEliminar