martes, 16 de octubre de 2012

La interpretación del dolor del parto es cultural


En aquellas sociedades en estrecho contacto con la naturaleza, que aceptan con normalidad el proceso de la vida y la muerte, incluso el sufrimiento que nos producen determinadas situaciones; muchas veces tiene para los varones rituales de iniciación o hazañas heróicas, en guerras o batallas en las que el dolor y el riesgo de muerte están implícitos y son aceptados; el hombre se prepara, se hace con sus herramientas y se pone a prueba con la finalidad de salir ganador y triunfante.
En estas sociedades el parto se denomina algo así como la “guerra de las mujeres”, porque al igual que su compañero masculino, la mujer se prepara con sus herramientas, parecen armadas cual guerreras, con la meta en mente y dispuestas a dar a luz a su bebé. Y a menudo la mujer de parto se separa del grupo para enfrentarse sóla o bien acompañada de otras mujeres, con sus herramientas personales al proceso de parir.

En nuestra cultura tenemos el peso del castigo bíblico, ese “parirás con dolor” como penitencia por ser una mujer pecadora. 
Vivimos en una sociedad en la que tenemos que seguir el ritmo, no hay sitio para los aspectos irracionales, donde el tiempo tiene un propósito económico, donde la paciencia no está de moda.

Cuando entendamos que el dolor en el parto no es una condena, sino un don, ya que cada contracción ayuda a dar vida y lleva a la mujer al cumplimiento de su máximo deseo: su hijo.

Podemos y debemos aprender de las culturas que desde nuestra prepotencia consideramos inferiores, ellos usan rituales o ceremonias prenatales, con la finalidad de ayudar a la mujer en el proceso. Usan el canto, el sonidos rítmicos que favorecen entrar en trance, lectura de poesía, estimulación de los sentidos mediante olores, imágenes o sonidos. Todo esto se ha visto que produce la apertura y la actividad del hemisferio derecho, la que controla la creatividad y gobierna el parto.


Un saludo, Sara.
www.matronamadrid.com

3 comentarios:

  1. Una entrada preciosa, me encanta el tema de los partos en otras culturas. Aqui tenemos la suerte de que podríamos tener lo mejor de cada casa: un enfoque y una actitud adecuados y un respaldo medico para los casos en que realmente se necesite. Pero como dices somos una sociedad prepotente que mira por encima del hombro todo lo que no sea 'científico' a pesar de que muchas veces la ciencia acaba dando la razon a este tipo de cosas
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola
    Me llamo Sandra y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
    Si estás de acuerdo házmelo saber.
    PD: mi email es: montessandra22@gmail.com
    Sandra.

    ResponderEliminar
  3. Qué entrada más bonita y necesaria. Gracias.

    Un abrazo

    ResponderEliminar