jueves, 27 de diciembre de 2012

Embarazada en Navidades


Las Navidades son una época de mucha intensidad, muchas emociones, ilusión.

Son días de mucho movimiento, con horarios a veces cambiados. Solemos trasnochar, y hacemos muchas comidas fuera de casa; a veces demasiado copiosas.

Foto de muchobebes.com
Y, por supuesto no podemos olvidarnos de los dulces típicos navideños; no sería igual sin el turrón, los polvorones o el mazapán.

Muchas mujeres se enfrentan a estos días en una nueva situación: el embarazo.La gestación en principio no debería limitar la alegría de estos días, incluso muchas lo vivirán con mayor emoción, sin embargo os voy a dejar unos pequeños consejos para poder sobrellevarlo mejor.

Alimentación:
Intenta no hacer excesos, sobretodo fritos o comida muy pesada. Es preferible continuar haciendo las mismas ingestas que hasta ahora: 5-6 comidas ligeras.
Es recomendable asegurarse de lavar bien las verduras y frutas que se vayan a comer crudas (ensaladas, macedonias…)
Si no estás inmunizada contra la toxoplasmosis sigue las mismas precauciones que hasta ahora: carne bien cocinada, evitar embutidos caseros…
Puedes comer pescado, aunque para matar al anisakis es preciso congelarlo a -20ºC durante 72h (si te gusta comerlo crudo, tipo sushi) o bien cocerlo a 60ºC durante al menos 5 minutos.
El alcohol está contraindicado en embarazo y lactancia, sin embargo no hay problema si quieres brindar con un poquito de champán o una noche más especial te tomas una copita de vino.
Los dulces típicos navideños contienen muchas calorías, no te excedas si no quieres coger quilos de más en esta época. Si existe diagnóstico de diabetes gestacional, deberás seguir las recomendaciones del médico en cuanto a la dieta.

Días de fiesta:
Podemos acudir a fiestas, incluso a discotecas. Es muy bueno bailar durante el embarazo, ya que libera mucho la pelvis.
Intentaremos asegurar un descanso correcto, al menos 8 horas durante la noche, y alguna siesta durante el día.
Ponte guapa: puedes ponerte vestidos de fiesta, piensa sobretodo en la comodidad, incluso puedes ponerte un poquito de tacón.
Evita los ambientes cargados de humo.

Viajes:
Durante estas fechas es frecuente que muchas viajen a sus ciudades de origen para pasar los días festivos con su familia.
En el embarazo no está contraindicado viajar, pero habrá que hacer más paradas en los viajes muy largos, y preguntar cuál es el límite de semanas de gestación en el caso de elegir el medio aéreo para desplazarte (puede variar de una semana a otra, incluso algunas compañías te piden un certificado de la matrona o el ginecólogo en el que diga que no tienes riesgo durante el vuelo).

Ejercicio:
Continúa con el ejercicio que venías haciendo: caminar durante 50-60 minutos al día te ayudará a dormir mejor por las noches, e incluso a combatir los excesos que se acumulan  en nuestro cuerpo.
Aprovecha los días de fiesta para regalarte un masaje, incluso una clase de yoga o pilates pueden hacer que tu bienestar aumente.
Pero sobretodo escucha a tu cuerpo, ante señales de cansancio o malestar; intenta parar, relajarte y darte un descanso.

Las Navidades son momentos mágicos para vivir en pareja y en familia, con mayor ilusión debido al embarazo. Con un poco de atención no habrá ningún contratiempo.

Un saludo, Sara.
www.matronamadrid.com
http://www.clubasalvo.com/2012/12/cuidados-navidades-y-embarazo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario