martes, 22 de enero de 2013

Los peligros de los alimentos prelácteos



Es una pena, que en los asesoramientos de lactancia materna que hago a domicilio, siga siendo frecuente que las mamás me digan como algo natural que en el nido le dieron biberon a su bebé...

Cualquier cosa que se le de al bebé por boca, que no provenga del pecho de la madre, interfiere con la lactancia materna, hasta tal punto de poder "cargarse" una lactancia materna deseada.

Lo que no quita que como cualquier cosa, si es estrictamente necesaria y su uso justificado, no lo podamos usar.


 Paso a describir los peligros de los alimentos previos a la lactancia (o alimentos prelácteos):

Los alimentos previos a la lactancia (o alimentos prelácteos) son comidas artificiales o líquidos (por ej. Suero glucosado) que se le dan al bebé antes de iniciar la lactancia materna. Son peligrosos porque:

• Reemplazan al calostro como el primer alimento del bebé: con lo cual tiene un mayor riesgo de padecer infecciones tales como la diarrea, septicemia y meningitis. 

• Tiene mayor riesgo de desarrollar intolerancia contra las proteínas del alimento artificial y alergias, como el eczema.

• Interfieren con la succión

 • Al satisfacer el hambre del bebé, éste quiere mamar menos, y como consecuencia estimula menos el pecho.

• Si al bebé se le da el alimento artificial con un biberón que tenga una tetina artificial, posiblemente va a tener más dificultades para prenderse el pecho (confusión de pezones).  

• La leche materna tarda más tiempo en "subir” y es más difícil establecer la lactancia.

Los alimentos líquidos previos a la lactancia, aun en pequeña cantidad, pueden favorecer la ingurgitación mamaria (plétora). En este caso, hay mayor riesgo de amamantar por menos tiempo.



Un saludo, Sara.
www.matronamadrid.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario