domingo, 20 de enero de 2013

Trabajar el suelo pélvico en el embarazo.


El cuidado y la concienciación de nuestro suelo pélvico es fundamental, y el embarazo y postparto suelen ser periodos de mucha susceptibilidad por parte de las mujeres, ya que es entonces cuando suelen aparecer las primeras disfunciones, o al menos somos más conscientes: pequeñas pérdidas de orina, pesadez en la parte baja del abdomen...

Existe cierta evidencia científica que prueba que ejercitar los músculos del suelo pélvico previene problemas de alteración del suelo pélvico (SP) en estados avanzados de gestación y en el postparto.

La disfunción del SP supone alteraciones en diferentes niveles, por ejemplo: 

  • Sensación de pesadez, dolor, cuerpo extraño en el bajo vientre.
  • Incontinencia urinaria
  • Incontinencia de gases, fecal
  • Hemorroides, estreñimiento
  • Disfunciones sexuales (dispareunia)
  • Prolapsos

Por el simple hecho de ser mujer, ya tenemos muchos factores de riesgo para tener disfunciones del suelo pélvico que como consecuencia tendrán a medio-largo plazo asociado diferentes patologías, pero es que además nos embarazamos, reímos, corremos, cantamos, llevamos a nuestros bebés, levatamos pesos, y algún día envejeceremos....

Los ejercicios de Kegel suponen una buen tratamiento, pero es importante realizarlos correctamente. Y si tenemos dudas, sería importante ser evaluadas por algún profesional competente, ya que una mala técnica podría tener el efecto contrario.

Los Kegel durante el embarazo han demostrado disminuir incontinencia urinaria, hemorroides, y problemas de prolapsos a corto y medio plazo , incluso en el postparto.


Un saludo, Sara.

www.matronamadrid.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario