miércoles, 20 de marzo de 2013

La historia de Carolina, Hugo y Juan Carlos



Os dejo el relato de un acompañamiento de una pareja muy especial, lo recuerdo con cariño.
Todavía me sorprendo al recordar cómo en pleno trabajo de parto a Carolina le apeteció de repente ponerse en la tele "Kill Bill". Me encontré muy  a gusto con ellos, en su casa, en su espacio. Gracias chicos por la cenita rica qu eme preparasteis, pero sobre todo gracias por dejarme estar.

La primera parte es el mail que me mandó junto con su vivencia del acompañamiento, creo que es interesante ponerlo, para que podamos encuadrar un poco la historia:

Hola Sara! te mando unas líneas sobre lo que nos pediste del acompañamiento, No sé si lo necesitas más extenso, me dices.
Tampoco he incluído que a nosotros al principio estuvimos a punto de descartarlo por el precio. No es que nos pareciera caro, al contrario. Entendíamos que era un 24 horas con nosotros durante un montón de semanas, pero un familiar nuestro está muy enfermo y requiere un tratamiento muy caro. Necesita cualquier aportación de lafamilia. Era o invertirlo en el parto o enviarle menos dinero. Por eso sopesamos mucho los pros y los contras antes de decidirnos. Al final consideramos que tener un bebé es algo único, irrepetible y que estuvieses con nosotros iba a ser algo muy importante.Y así fue! :)
Y finalmente, tampoco he incluído la diferencia que supuso para mí el estar en casa que en el hospital, por mi mala experiencia. Recuerdo como tú me hablabas bajito y me animabas y, cuando estaba en el paritorio, con la tiritona de parto y esas luces eléctricas, había dos matronas hablando entre ellas sobre lo que se habían taído para la cena ignorándome completamete!
A veces me siento un poco mal  porque estamos constantemente llamándote, que si una mastitis, que si aquello de la placenta,, más mastitis, unos pesados, vaya! 
Un besito


Y ahí va el relato de Carolina:

Recuerdo el trabajo de parto como algo cálido, emocionante con mi pareja y Sara a nuestro lado, ayudando, masajeando, alentando, comprobando que el bebé estaba bien,  sin entrometerse ni invadir. Sara me aportó la confianza y seguridad necesaria para que yo me relajase y me dejase llevar. Sin duda una experiencia maravillosa muy alejada de lo que hubiese sido salir corriendo a la mínima falsa alarma al hospital, con el ruido de los monitores, gente de un lado para otro, tumbada en una cama… Por no mencionar la comodidad que supone poder preguntar la más mínima duda que te surja - que para una madre primeriza como yo son muchas- antes, durante e incluso ahora, después del parto. Siempre diré que ha sido el dinero mejor invertido y que seguro espero poder contar con ella con mi próximo bebé. Un beso fuerte, Sara y muchas gracias

Un saludo, Sara.
www.matronamadrid.com

1 comentario:

  1. Gracias por dar un matiz tan bonito y humano a tu profesión, ojala contagies a tantos y tantos profesionales que siguen ejecutando esos protocolos de parto frios e impersonales. Las mamas y los bebes necesitamos apoyo y amor en momentos tan importantes y bellos en los que se abre la puerta a la vida!
    Gema www.criaryjugar.com

    ResponderEliminar