jueves, 23 de mayo de 2013

EL REPOSO NO PREVIENE EL PARTO PREMATURO.

Y mira que me lo venía oliendo.... No sólo por mi experiencia profesional, sino por la mía propia.
Recuerdo en el embarazo de Violeta, en la semana 32 empecé a tener contracciones regulares, molestas en una guardia...Como no había ninguna mujer de parto, pude permitirme tumbarme de lado izquierdo, hidratarme y descansar (todo lo que le decimos a las futuras mamás cuando hay contracciones...) y de paso me hice un monitor; que no hizo otra cosa que confirmar lo que yo sentía:
contracciones regulares, de moderada intensidad. Tras la ecografía, vieron que el cuello del útero se había acortado. La prescripción médica: REPOSO.
Al final Violeta nació en la 41+3 después de dos maniobras de Hamilton...vamos que no tenía ganas de salir mi niña....
El caso es que como os decía yo me lo olía (el reposo sólo me iba a ayudar a sacar culo, y a deseperarme...), pedí el alta voluntaria en la semana 34 (cuando ya hay madurez pulmonar) y seguí atendiendo partos hasta que mi abultada barriga chocaba con todo y con todos (semana 39+5).

Y ahora sale un artículo que corrobora mis sospechas, y como personal sanitario os invito a leerlo:


http://www.info7.com.mx/a/noticia/393648/normal/esp_home/24

Un saludo, Sara.
www.maternatal.com
www.matronamadrid.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario