jueves, 30 de octubre de 2014

Tratamiento de la diástasis de rectos


El martes 11 de Noviembre comenzamos un nuevo grupo para tratar la diástasis de rectos abdominales, un programa que está teniendo óptimos resultados en mujeres en el postparto.

El programa que hemos diseñado es el fruto de años trabajando con mujeres durante el embarazo y el postparto; y está dirigido a solucionar un problema que aún hoy sigue siendo el “gran desconocido”; ya que estamos viendo que la diástasis de rectos es un problema infradiagnósticado e infravalorado por parte de diferentes especialistas sanitarios.

Hoy sabemos que afecta a un gran número de mujeres, y que si se trabaja con constancia y se sigue el programa de una forma meticulosa; la separación se puede disminuir e incluso corregir.

En MaterNatal trabajamos con grupos reducidos de mujeres (no más de 6-8 por grupo) que han sido  valoradas por nuestras profesionales; hacemos un seguimiento estricto y valoración continua.

Si crees que puedes tener diástasis, si no te ves bien después  de haber dado a luz, si tienes molestias digestivas, en el suelo pélvico, un abdomen abombado o dolor lumbar; entonces este es tu programa.

UNETE AL RETO DE LAS NUEVE SEMANAS.

QUEREMOS QUE TE VEAS MEJOR, QUE TE SIENTAS MEJOR.

Pide cita para valoración en info@maternatal.com o llámanos 91 0833758.

Amplía la información en www.diastasis.es 


viernes, 24 de octubre de 2014

Esos dulces momentos de la baja maternal....

Hoy os escribo porque me apetecía compartir con vosotr@s algunos momentos especiales para mí.
Son especiales porque me encuentro de baja maternal, porque será la última baja maternal que me coja, porque la estoy disfrutando a tope (o al menos eso intento), porque estoy enamorada de mi hijo pequeño que ahora duerme a mi lado (haciendo esos ruiditos tan mágicos que hacen los recién nacidos).

La baja es especial porque me está permitiendo hacer cosas que para mí eran impensables hace sólo 3 semanas, que es cuando nació. Como la mayoría de las madres que trabajan fuera de casa, el tiempo que podía dedicarme a mí era casi nulo (algo que está muy mal...). Así que hoy os voy  a hablar de las pequeñas cosas que hacen de este periodo de maternidad sea para mí una gozada.

Para empezar, los paseítos al sol al mediodía. Este sol que nos regala Octubre, con unas temperaturas en Madrid propias de la primavera. El caminar sin un rumbo fijo, con los cascos puestos y escuchando buena música. Caminar rápido o lento, parar donde nos apetezca a Mario (porque quiere teta) o a mí porque sí. El paseo lo había abandonado de mi día a día, ya que siempre era una carrera contrarreloj: levantarnos, corriendo al cole de los niños, corriendo a MaterNatal, dar las clases, corriendo a recoger a los enanos del cole, a las actividades, compra, casa, y más trabajo....


Seguimos con las siestas. Llevo una semana en que son norma, no tienen porque ser despues de comeer. Lo bueno es que cuando Morfeo me llama puedo echarme un ratito. Sin ir más lejos, me acabo de echar una siestecita a las 12,15 de la mañana. El poder permitirme este lujazo no es propio de mi, ya que siempre hay algo que hacer. Y el simple hecho de plantearme dormir un poco para continuar el día con más fuerza, me hacía sentirme culpable. En fin, que ahora no ocurre, y son una gozada los momentos en los que duermo con mi hijo en mi regazo.






Y ya por último, los momentos en los que doy el pecho a mi bebé. Son momentos en los que tengo que parar, que le dedico a él, que me dedico a mi. Nos solemos sentar en el sofá con una buena infusión, o bien en la camita para dejar que la prolactina haga también el efecto sobre mí y me deje relajada, tanto que me suelo quedar frita.


Lo que me está enseñando esta maternidad es la importancia de parar, de ver que si dejo "todo" durante unos minutos, incluso horas no pasa nada. Que la vida sigue, y estando descansada se ve de otro color....

Todo esto gracias a mis hijos, Diego y Violeta que me están demostrando que son unos super-hermanos. Me ayudan, respetan el tiempo que estoy con Mario, que el pequeño demanda. Y gracias a mi marido, Jorge, que me apoya, me entiende y me quiere con locura.

miércoles, 22 de octubre de 2014

Detección precoz de la hipoacusia del recién nacido

Para conocer si tu hij@ tiene problemas auditivos....


Los problemas auditivos en los bebés pueden deberse a causas hereditarias o bien a otros problemas de salud. Entre las principales causas podemos encontrar antecedentes de sordera en la familia, algunas infecciones o medicamentos durante el embarazo, prematuros, bajo peso o algunos problemas durante el parto.

Mario a los 3 días de vida
Durante los primeros días de vida de tu hij@ se realizará una prueba (cribado) en la que se valorará su capacidad auditiva. Generalmente suele realizarse en la misma maternidad, antes de que os vayáis de alta después del parto; ya que lo habitual es hacerlo dentro de las primeras 48 horas. Si por cualquier motivo no se pudiera realizar, es importante que esta prueba sea realizada en el primer mes de vida.

Es una prueba sencilla, no invasiva, que no causa ninguna molestia al bebé. La técnica usada es la de Potenciales Evocados de Tronco cerebral Automatizados, el nombre es complejo pero únicamente se usarán unos auriculares conectados a un aparato que registra los datos. Lo que se requiere es que el bebé esté tranquilo, o incluso dormido. Por ello yo he visto dar a veces suero glucosado para que no lloren.

Si el bebé “pasa” la prueba significa que no tiene en ese momento ningún déficit auditivo, si “no pasa” tendrá que ser valorado por otorrinolaringólogos que harán más pruebas para descartar si existen problemas auditivos. Es fundamental el tratamiento precoz de estos niños, que suele iniciarse al sexto mes de vida. Las familias recibirán orientación y asesoramiento sobre la estimulación precoz de su hij@, que recibirá ayuda logopédica que les facilite el lenguaje oral.

La audición del niño deberá valorarse y vigilarse durante toda la infancia, valorando su pérdida aunque sea leve, para poder identificar y tratar la causa.


Os pongo una tabla de valoración del desarrollo de la audición y lenguaje de 0-3 años, que os puede orientar.