domingo, 22 de febrero de 2015

Sobre el Informe Doulas

En esta época de mi vida, por diferentes circunstancias, el tiempo es un bien de lujo. Por eso hoy siento que me ha tocado la lotería.  Un millón de gracias a tres compañeras matronas por haberme ahorrado horas discurriendo cómo dar forma a todo lo que pensaba respecto al tema "Doulas" y la caza de brujas que nos ha tocado presenciar, con bastante vergüenza ajena, al menos por mi parte, estos días en los medios.
A todos los que os habéis interesado por mí, o me habéis preguntado mi opinión al respecto, sólo puedo remitiros a este link. SUSCRIBO, PALABRA POR PALABRA, TODO lo que dicen en él mis compañeras de profesión. Pues va a ser que ellas sí me representan. Cuando lo leía era como si estuviera viendo escrito todo lo que pienso al respecto, hasta la última coma. Sólo me queda añadir que ya basta de cazas de brujas, que si se tiene que mentir sobre un enemigo es que, a lo mejor, no es verdad que sea tan enemigo ¡Ah! y que todavía ninguna de las autoras de la famosa "declaración" ha tenido el cuajo de decirme qué hace mi blog (Matronamadrid) y mi centro (Maternatal) en la lista negra de webs investigadas y públicamente señaladas, y mira que me he hartado de preguntarlo en todos los foros. Me figuro que seguiré sin respuesta porque, sencillamente, no la hay. En fin, al café sin azúcar es tontería darle vueltas.
Un saludo a todos  

Os copio :


A la atención de:

Sr. Máximo A. González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería

Sra Mª Ángeles Rodríguez Rozalén, Presidenta de la Asociación Española de Matronas

El informe sobre las doulas elaborado por el Consejo General de Enfermería y presentado en rueda de prensa el día 16 de Febrero de 2015 supone el enésimo autogol para la profesión enfermera.

Acusar a todo el colectivo de doulas de intrusismo, y de ser un peligro para la salud de mujeres y familias, roza la ciencia ficción, es difamatorio y pone en entredicho la credibilidad de este Órgano, dando una imagen poco profesional de la Enfermería ante la sociedad.

Todos los organismos que han amparado este ridículo espectáculo, han venido tolerando y, en algunos casos, fomentando la práctica reclusión de la matrona a los paritorios, su subordinación casi total a la profesión médica, y una escasa formación en la fisiología del cuerpo femenino, del parto y de la lactancia materna.

Cuando el Presidente del Consejo General ataca abiertamente al reducido grupo de doulas españolas y presenta su increíble y tendencioso Informe (muy poco digno de ese nombre), probablemente espera que, vendiendo este humo, a la mayoría del colectivo enfermero se le olvide su incompetencia manifiesta a la hora de, no ya de solucionar, sino de encarar los retos históricos y verdaderos problemas de nuestra profesión.

Por lo que respecta en concreto a la Especialidad enfermera de Obstetricia y Ginecología, éstas son algunas de las futuras líneas de trabajo que nos atrevemos a sugerirle:

- Intrusismo manifiesto de otros profesionales de la salud en el campo de actividades exclusivas de las matronas (todos con título oficial: médicos, obstetras, enfermeras, fisioterapeutas o psicólogos entre otros). Por favor, que no sea una denuncia a colectivos, que sea una denuncia a personas que cometen estos delitos, hasta ahora con total tolerancia por parte del Consejo de Enfermería y de la Asociación Española de Matronas.
- Reconocimiento económico de la especialidad de Matronas.
- Necesidad de presencia de matronas en las plantas de Maternidad, Puerperio, Ginecología y en los servicios de Urgencias.
- Reconocimiento de competencias y tareas autónomas: atención al embarazo, parto y puerperio normales, sin estar sometidas a la continua interferencia e injerencia por parte de obstetras.
- Atención del expulsivo NORMAL (en algunos hospitales españoles vedado ya a las matronas).La atención de los partos normales exclusivamente por matronas reduce costos sanitarios y la morbimortalidad materna y perinatal (1).
- Ausencia casi completa de Matronas en los puestos de gestión y dirección de los centros sanitarios.
-Rangos de atención en el parto hospitalario muy alejados del recomendado one to one, una mujer-una matrona. Modelo de cuidado desarrollado en el Reino Unido, con amplia evidencia científica de sus beneficios.
-Necesidad de Unidades Docentes de Matrona dinámicas, con presencia continua en los niveles asistenciales y con profesorado de calidad, y que abandonen el modelo mecanicista de atención al embarazo y el parto.
-Amortización injustificada de plazas.
-Escasa cobertura de las ausencias de Matrona en Atención Primaria (algunas previsibles, como permisos sin sueldo).
- Fomento del intrusismo por la Administración en Atención Primaria (pospartos, programa de prevención cáncer de cérvix, embarazos de bajo riesgo, atendidos por otros profesionales habiendo matronas en paro).
-Carrera profesional y cobro de objetivos sin previsión de abordaje a medio plazo.
En su informe la Organización Colegial de Enfermería promete que, como órgano regulador de la profesión enfermera en España, no va a permitir que se ponga en riesgo la salud ni la seguridad de las personas ¿Dónde está entonces la rueda de prensa para denunciar alguna de las siguientes situaciones que han afectado y afectan muy negativamente a la salud reproductiva y sexual de la mujer?:
- Denuncia de la violencia obstétrica que han sufrido y sufren algunas mujeres durante el embarazo o parto. En su informe, mostrando un gran desconocimiento del tema, la consideran una invención de las doulas para que las mujeres desconfíen de los sanitarios. Sin embargo, les informamos que se realizan cursos del mismo tema dirigidos a matronas y organizado por Asociaciones de Matronas colegiadas. Estas prácticas no están tipificadas en el Código penal de nuestro país, pero suponen una flagrante vulneración de derechos básicos recogidos en nuestra Constitución como el respeto a la integridad física o a la intimidad. En otros países (Argentina, México y Venezuela) si se penalizan, desde hace años (2).
- Denuncia de los Servicios de Obstetricia que utilizan Protocolos obsoletos (e incluso muchos que trabajan sin protocolo validado alguno), realizando prácticas clínicas habituales muy alejadas de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (3) y del Ministerio de Salud (4) sobre la atención adecuada durante la dilatación y el parto. Esta falta de avance en el respeto de los derechos en el Nacimiento y en el Parto, de alguna manera es fracaso de toda la profesión enfermera, incluído su Consejo General, y de la Asociación Española de Matronas en particular.
- Denuncia del intervencionismo médico injustificado que causa iatrogenia (a nivel español, 25% de cesáreas, 43% de episiotomías en partos normales, separación rutinaria de madres y bebés para realizar procedimientos innecesarios, entre otros (5). Todo esto sucede cada día en nuestro país, y sí, causa MORBIMORTALIDAD PERINATAL, con la complicidad diaria de miles de matronas que se limitan a obedecer órdenes médicas sin cuestionarlas, o quizá sin compartirlas pero no encontrando suficiente apoyo (ni de sus compañeras ni, por supuesto, de este Consejo General o de la Asociación Española de Matronas) para rebatirlas. Y sobre todo esto SÍ hay evidencias, datos, estadísticas, y numerosas denuncias (a matronas, obstetras y hospitales).
-Denuncia sobre la falta de respeto a los Planes de Parto (6) entregados por las mujeres, donde dejan por escrito sus preferencias y elecciones en cuanto a la atención de su parto. La mayoría de las veces se ignoran totalmente, sin razón alguna, incumpliendo la ley de Autonomía del Paciente (7).
-Denuncia de la prohibición de la entrega de la placenta a los padres que lo solicitan, para que con ella realicen las prácticas que consideren oportunas. En muchos hospitales se les niega este derecho, reconocido por la OMS (8), y se incinera.
-Denuncia de la interferencia negativa de muchos profesionales sanitarios sobre la Lactancia Materna, práctica que se ha demostrado que protege de enfermedades a los recién nacidos y a los niños, siendo decisiva en su salud. Habituales prácticas nocivas como la suplementación con suero glucosado o leche artificial sin consentimiento previo de los padres o sin informarles de sus efectos perjudiciales a la hora de conseguir una lactancia exitosa. Sólo 16 hospitales españoles han conseguido la acreditación de UNICEF como hospitales amigos de los niños, por desarrollar prácticas que fomentan y protegen la lactancia materna y el respeto al nacimiento (9).
-Denuncia de la reforma de la Ley del Aborto propuesta por Gallardón, ley que de haber sido aprobada, hubiese vulnerado los derechos de salud sexual y reproductiva de miles de mujeres españolas.

Las amenazas de persecución proferidas contra las matronas y enfermeras discordantes con el Informe por el presidente del Consejo General de Enfermería, además de poder ser constitutivas de delito, muestran una manifiesta intolerancia hacia los profesionales críticos con el poder establecido en aras de una asistencia basada en la evidencia científica, que es lo que se espera de una ciencia como la enfermera y de sus profesionales.

Si todo lo que puede aportar el Consejo General, en connivencia con la Asociación de Matronas, es presentar un documento lleno de prejuicios para calumniar a un colectivo muy reducido como el de las doulas, cuyo acompañamiento se ha demostrado beneficioso científicamente para las embarazadas (10), las abajo firmantes afirmamos que NO nos sentimos representadas por estos órganos, y solicitamos al Sr. Máximo A. González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería y a Mª Angeles Rodríguez Rozalén, Presidenta de la Asociación española de Matronas:

- La rectificación pública de los errores, mentiras y juicios de valor contenidos en el citado Informe. El respeto a la multiculturalidad, los valores espirituales y el empoderamiento de la mujer han de ser temas que vayan más allá de las mesas redondas de los congresos científicos. El personal de enfermería y, sobre todo, sus representantes ante la sociedad, como son ustedes, deben tenerlos en cuenta a la hora de enfocar un momento tan sensible e íntimo de la mujer y de la familia como el nacimiento de un nuevo miembro.
- La dimisión de su cargo, para poder ser sustituidos por otras personas más interesadas por velar por los auténticos intereses de nuestra profesión y de encarar por fin los retos pendientes.

Atentamente:

. Matrona Colegiada (Pontevedra)
. Matrona Colegiada (A Coruña)
. Matrona Colegiada (Pontevedra)

Documentación bibliográfica aportada:
(1) Beake, S, McCourt, C, Page, L and Vail, A (2001) Clinical outcomes of one-to-one midwifery practice. British Journal of Midwifery, 9 (11). pp. 700-706. ISSN 0969-4900.
(2) Por ejemplo, en la legislación venezolana, se encuentra incorporada el concepto de violencia obstétrica, en la Ley sobre la Violencia contra la mujer y la familia de 1998 publicada en la Gaceta Oficial Nº 38 647 de fecha 19 de marzo de 2007. En ella se tipifica 19 formas de violencia, siendo una de ellas la Violencia Obstétrica.
(3) Cuidados parto normal recomendados por la OMS: http://whqlibdoc.who.int/hq/1996/WHO_FRH_MSM_96.24_spa.pdf
(4) Guía práctica clínica de atención al parto normal: http://www.msssi.gob.es//equ/guiaPracClinPartoCompleta.pdf
(5) Informe Europeo Salud Perinatal de 2010 http://www.europeristat.com//European%20Perinatal%20Health
(6) Planes de Parto: http://www.msssi.gob.es//p/equidad/planPartoNacimiento.pdf
(7) Ley de Autonomía del Paciente
http://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2002-22188
(8) Placenta: Declaración de Fortaleza. Organización Mundial de la Salud. Tecnología apropiada para el parto. Publicada en Lancet 1985;2:436-437.
(9) Iniciativa Hospital Amigo Niños. http://www.ihan.es/index_centros.asp?tipoCentro=1
(10) Revisión de la Cochrane sobre efectos del acompañamiento por doula: http://childbirthconnection.org//CochraneDatabaseSystRev.p


3 comentarios:

  1. Qué buenas compañeras tienes, mucho ánimo y a seguir hacia delante

    ResponderEliminar
  2. Me parece que en estos últimos años hemos sufrido un acoso y derribo que no tiene perdón aun cuando ofrecemos mejores servicios y más especializados que los mismos hospitales, cuanta hipocresía

    ResponderEliminar